scorecardresearch
Fernando Fuentes

Fernando Fuentes


Autónomos en la picota

26/07/2022

Querían un país de autónomos y, en buena parte, lo consiguieron. Empujaron -literalmente- a millones de españoles a que emprendieran por su cuenta y riesgo y ahora sabemos por qué. Para que dicho sector sea quien sufra -léase, pague- las tremendas sangrías y dolencias de una economía española comatosa que precisa de ingresar cada vez más impuestos para ir soportando la tremenda deuda que arrastra. Pedro Sánchez se han convertido en el enemigo público número uno para los autónomos. Las nuevas cotizaciones que se acaba de sacar de la manga, impulsadas por su amigo Escrivá, supone un aumento en el pago del 30% respecto a lo conocido. El nuevo sistema no les permitirá a elegir su base de cotización como hasta ahora y esto los condena a sufrir un nuevo saqueo que muchos de ellos, difícilmente, van a poder seguir soportando. Yo todo ello llega en un momento que se antoja aún más complejo para ellos dado que la pandemia y la inflación galopante los ha golpeado especialmente fuerte. Según las nuevas tablas de cotizaciones en todos los tramos se paga por encima de ese 30% antes referido, cerca de dos puntos por encima de lo que apoquinan las grandes empresas. De esta manera los autónomos son el sector de nuestra economía al que más se le mete la mano en el bolsillo y por ello más desprotegido y despreciado. Llegados a este punto alguien debería explicarles a los responsables de esta jugada que empobrece, aún más y de sopetón, a más de cuatro millones de profesionales españoles que es a todas luces injusto que sean ellos los que sigan asumiendo y soportando los más duros esfuerzos con el objetivo de mantener nuestra realidad económica a flote. La inmensa mayoría de trabajadores independientes de este país son currantes de clase media -muy a la baja- que sufren para llevar a casa lo suficiente para llegar a final de mes. No se les debe de estrangular más. A estos habría que protegerlos con ese «escudo social», del que tanto presumen esos políticos, olvidando que una vez más se perjudica a unos autónomos que con este tipo de experimentos cada vez se asimilaran más a esos currantes pobres que se dejan la piel a diario para que el Estado sea hasta más de un 30% menos débil a final del ejercicio. En la picota.