scorecardresearch
Javier López-Galiacho

Javier López-Galiacho


‘Luciano’, el de la Feria

26/07/2022

Al histórico Paseo de la Feria, por la desidia de tantos y la ignorancia de algunos, le han arrancado otro elemento de su paisaje sentimental. El Ayuntamiento ha autorizado el derribo de Luciano, su afamada chocolatería, donde con churros, chocolate y fritillas cerrábamos de madrugada tantas ferias de nuestra juventud perdida. Luciano será demolido para ceder su hueco al mejor postor y convertir, así, su solar en una fuente más de ingreso. Solo la concejala Charo Velasco ha lamentado la decisión. El Paseo de la Feria, arteria sentimental de Albacete, está desfigurado. Salvo la Tómbola de Caridad y el puesto de helados del comienzo del Paseo, todo lo demás ha sido arrasado por el mal gusto y la improvisación. Desde la hoy irreconocible Caseta de los Jardinillos, antes un espacio único en las actuaciones musicales en directo de España, hasta la demolición de aquel bello quiosco refrescante de El Laborioso, donde quedábamos a las 5 de la tarde antes de los toros o en las noches del ferragosto albacetense buscábamos alivio tomando café granizado con chantilly en sus mesas que daban a Los Jardinillos.  La piqueta albacentense, que tiene rango de generalato ganado por sus muchas acciones contra el patrimonio de la ciudad, ahora se lleva por delante Luciano. Fue este buen hombre un emprendedor del comercio y de la industria de Albacete. Abrió la transitada cafetería Buana en la calle de Boticarios frente a los Almacenes Paños. En esa misma travesía tuvo su tienda de Caramelos Sacy. Y en la calle de Gaona tuvo abierta la célebre chocolatería Miami, donde bordaba el arte de freír fritillas. Allí celebré el sacramento de mi confirmación. La piqueta albacetense no para, ni parará. Se ha llevado estos días por delante el ultimo chalecito del Parque en la calle de Simón Abril o el edificio con solera de la relojería El diamante azul en la calle Mayor. Y ahí sigue para vergüenza de la ciudad, el hueco del solar del coqueto edificio que permitieron derribar en Zapateros. Adiós Luciano. El Paseo de la Feria es cada vez más paseo y menos feria.