scorecardresearch

El agua del trasvase empieza a encharcar Las Tablas

M.E.
-

Representantes del Gobierno regional y los alcaldes de Daimiel y Villarrubia defienden sobre el terreno las actuaciones que se están llevando a cabo en el Parque Nacional, como la deseada llegada de agua desde el trasvase Tajo-Segura

Los visitantes, en el punto donde el agua del Tajo-Segura aflora en el parque de Las Tablas. - Foto: Rueda Villaverde

La consejera portavoz del Gobierno regional, Blanca Fernández, y el director general de Medio Natural y Biodiversidad, Félix Romero, acompañados de los alcaldes de Daimiel y Villarrubia de los Ojos, han realidado esta mañana una visita al Parque Nacional de Las Tablas, desde donde han defendido y puesto en valor las actuaciones que se están llevando a cabo para sacar a este importante enclave de la complicada situación en la que se encuentra en la actualidad, con apenas 50 hectáreas encharcadas del mínimo de 600 que debería presentar en esta época del año. Actuaciones como la deseada llegada de agua desde el trasvase Tajo-Segura, que desde el miércoles está inundando al paraje, o la restauración de la zona de la Isla del Pan, donde se está limpiando el fondo de una especie de vegetación invasora, ampliando así su profundidad.

Actuaciones que, como aclaraba Félix Romero, también presidente de la Comisión Mixta de gestión de Parques Nacionales de Castilla-La Mancha, no suponen una solución total para el parque, que presenta unos "problemas estructurales más graves", pero sí son necesarios para conservar un estratégico espacio para la biodiversidad, en el camino migratorio de las aves que descienden desde el norte de Europa hasta África.

"Estamos en un periodo de sequía que va camino de los nueve años, y la situación requiere aportes de agua extraordinarios. En los dos últimos años se hicieron bombeos desde pozos del propio parque, hasta 5,75 hectómetros cúbicos, y este año el aporte externo será de 6 hm3, gracias a los que se enchacarán entre 350 y 400 hectáreas, según las próximas condiciones climatológicas, pasando de las apenas las 40/50 de la actualidad a una lámina de agua suficiente como para asegurar la invernada de las aves este año", argumentaba Romero, que dejaba claro que "nadie está pidiendo desde Castilla-La Mancha una aportación que suponga un derroche de agua". El director general también lanzaba un mensaje sobre la necesidad de cuidar un bien tan preciado y escaso como el agua "porque el indicador de que el depósito se agota es este parque nacional".

El agua del trasvase, en sus primeros metros de recorrido por el parqueEl agua del trasvase, en sus primeros metros de recorrido por el parque - Foto: Rueda Villaverde

Por su parte, Blanca Fernández celebraba la doble buena noticia que supone la llegada de estos 600 litros por segundo a Las Tablas y la puesta en funcionamiento de la Tubería a la Llanura Manchega "tras muchos años de paralización injustificable e injustificada, porque una vez hubo un Plan Especial del Alto Guadiana que si se hubiera ejecutado, Las Tablas tendrían hoy otras condiciones, así como el acuífero y los propios agricultores".

La consejera portavoz defendía también la compatibilidad entre la utilización eficiente del agua en el parque con la de apostar por una agricultura de regadío sostenible en la zona, porque "la agricultura es fundamental y hay que garantizar su futuro, que es el futuro de la población. Un sistema que no es sostenible para la vida de los agricultores, no se puede llevar como filosofía".

Fernández recordaba que hasta la fecha se han invertido 350 millones de euros en la infraestructura de la Tubería a la Llanura Manchega y que se acaba de firmar el contrato para el ramal que garantizará el abastecimiento también para el Campo de Calatrava y de la mancomunidad del Gasset. "Hay que seguir trabajando en la misma línea y retomar la filosofía del Plan Especial del Alto Guadiana", concluía.

Lugar de salida al parque del agua trasvasada. Lugar de salida al parque del agua trasvasada. - Foto: Rueda Villaverde

Leopoldo Sierra, alcalde de Daimiel, recordaba que el año que viene Las Tablas cumplirá su 50 aniversario como parque nacional y daba por hecho que "va a necesitar de aportaciones extraordinarias en momentos puntuales por el cambio climatológico, y nuestra obligación como administraciones es su conservación y su mantenimiento para evitar el estado de degradación actual".

En este sentido se expresaba su homólogo en el Ayuntamiento de Villarrubia de los Ojos, Miguel Ángel Famoso, que destacaba la recuperación del parque "para que todos los habitantes colindantes a Las Tablas y nuestros hijos puedan tener la oportunidad de seguir disfrutando de un patrimonio que es de todos. En necesario seguir trabajando en esta línea porque se lo debemos a la naturaleza, y nosotros somos los responsables de que así sea".

Actuaciones de limpieza del fondo de la Isla del Pan.
Actuaciones de limpieza del fondo de la Isla del Pan. - Foto: Rueda Villaverde