15 valientes contra el cáncer de mama

I. M.
-

AMAC cumple 20 años desde su fundación por María José Merlo y un grupo de mujeres en torno a una mesa camilla. Hoy en esta provincia ronda la cifra del millar de socios

Imagen de una de las quince valientes contra el cáncer de mama - Foto: AMAC

La Asociación de Mujeres Afectadas por el Cáncer de Mama y Ginecológico, en  este 2020 cumple 20 años de su fundación a cargo de María José Merlo, quien como es conocido acabaría falleciendo a causa de esta enfermedad.  AMAC arrancaba en  casa de Merlo,  en una reunión de amigas alrededor de una mesa camilla y con un objetivo claro, cambiar el trato que se daba desde la sanidad a las mujeres afectadas por este cáncer, dándoles voz y haciéndolas visibles, y al mismo tiempo,  arropándolas y  ayudándolas a superarlo.  Sólo el pasado año a nivel nacional, explica la presidenta de AMAC, Llanos Sánchez,  se  cifraba en más de  32.000 las mujeres que lo habían padecido, de las cuales, unas 300 son de Albacete, entre la capital y la provincia. También hay hombres afectados pero son los mínimos, viniendo a representar tan sólo el uno por ciento 
Y dado que todos los principios son duros, en sus inicios lo único que había detrás era un grupo de voluntarias, las cuales no sólo a partir de sus  propios testimonios y  sus experiencias personales  iban dando poco a poco forma a sus demandas, sino que también acompañaban a otras mujeres en su misma situación, las escuchaban, las ayudaban, en definitiva, a levantar su ánimo, su autoestima.  
No obstante, poco a poco esta asociación socio sanitaria sin ánimo de lucro  fue cogiendo forma y presencia en la sociedad albacetense y nuevos socios. Montó su sede y llegarían las primeras contrataciones en psicología y en fisioterapia pensando en todas esas secuelas que dejan sean los tratamientos como las cirugías a realizar. Hoy por hoy, su sede desde hace tres años está ubicada, gracias a una cesión que les hizo la Junta de Comunidades,  en la calle Puerta de Chinchilla en el número tres, asimismo tiene tres trabajadores: una administrativa, una fisioterapeuta y una psicóloga, ambas a jornada completa, y cuenta con alrededor de 950 socios y con una destacada presencia de voluntarios. 
«Nosotras, las que lo hemos pasado ya, somos como el espejo en donde se miran las que por desgracia va a pasarlo después, somos su estímulo, somos quienes les hace pensar que si nosotras lo hemos hecho, ellas también pueden hacerlo»  señala la presidenta, no obstante, si uno quiere tomar parte de la asociación lo único que tiene que hacer, por un lado,  es «entrar por la puerta de AMAC, nada más, y exponer su caso»; algo que, por otra parte, ocurre, dice Sánchez, todos los días  tratándose, además, en más de una ocasión de casos recién diagnosticados,  y  por otro, pagar una cuota, que ronda entre los 20 euros anuales como mínimo  hasta lo que uno quiera poner, salvo en aquellos casos que «por su situación  económica están muy necesitados y no pueden pagar». 
 Están las cuotas, las cuales, matiza Llanos Sánchez, «se puede decir que nos hacen un mundo porque somos muchas» pero también están las ayudas, las subvenciones con unas cuantías de lo más variado, y las recaudaciones en su ‘Día’.   
«Desde luego, a nosotras los que nos interesa es subir el número de socios y socias, porque de esta manera, más peso tendremos en Albacete, más nos escucharan las administraciones y más fortaleza tendrá la asociación», comenta la presidenta de AMAC.

MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA