scorecardresearch

"La catedral de Burgos partió de un plan novedoso"

A.G.
-

El profesor e historiador Diego Quirós López abordó la historia del emblemático templo gótico en una nueva conferencia del ciclo de la Asociación de Alumnos de la Universidad de la Experiencia

Diego Quirós López. - Foto: Rubén Serrallé

El ciclo de conferencias de la Asociación de Alumnos de la Universidad de la Experiencia (Aluex) continuó ayer, en el salón de actos de la Diputación Provincial de Albacete, con la intervención del historiador y profesor Diego Quirós López sobre los 801 años de la catedral de Burgos.

Los ocho siglos de historia de la catedral burgalesa podrían dar para muchas charlas, ¿cómo afrontó la preparación esta conferencia?

Es cierto que es prácticamente imposible condensar su historia en una hora. Por eso, la idea principal de esta charla era transmitir que la catedral de Burgos es especial y animar a la gente a viajar allí para contemplarla, porque es espectacular.

Tenemos una joya muy poco conocida, que además es la única catedral española que se ha restaurado prácticamente en su totalidad, a través de un proceso de casi 30 años que comenzó cuando se cayó una estatua de una torre. Se hizo una inversión brutal, de unos 30 millones de euros, que es un ejemplo a seguir.

¿En qué aspectos del edificio se centró?

Especialmente en la parte arquitectónica y en explicar cuál fue el momento fundacional, su plan original y la evolución de la catedral a través de los siglos. 

Son especialmente destacables los cambios de la segunda mitad del siglo XV y la primera del siglo XVI. Fue un periodo prodigioso, que dio a la catedral la fisionomía que tiene actualmente. A partir de ahí, hubo retoques, pero lo principal estaba hecho.

Con ese resultado, ¿qué factores son lo que hacen tan relevante a la catedral de Burgos?

De entrada, que siempre tuvo el favor real y recibió importantes inversiones. En momentos decisivos se tuvo el dinero suficiente para hacer frente a los problemas.

En lo arquitectónico partió de un plan muy novedoso y, aunque hay catedrales góticos más antiguas, esta es la primera que se diseña completamente con ese estilo y se acaba con él.

Otra característica física que la hace única es que se inició la construcción en la falda de una montaña, lo que la complicó aún más y generó situaciones difíciles de resolver, como el hecho de que la puerta norte esté ocho metros por encima del nivel del suelo de la iglesia, las filtraciones que le llegan de esa montaña o el claustro a dos alturas. Son cuestiones interesantes de explicar y muy originales desde el punto de vista arquitectónico.

Otro aspecto que destaco es su espectacular cimborrio, que se construyó tras la tragedia ocurrida en 1538, cuando se vino abajo el antiguo

 

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)