scorecardresearch

Regala justicia

Ana Martínez
-

Romero Comercio Justo, la tienda de Cáritas Diocesana, lanza una campaña que invita a los albacetenses a consumir y regalar productos y artículos procedentes de este sistema, como las artesanías de Bangladesh

Algunos de los artículos de regalo procedentes del comercio justo. - Foto: Arturo Pérez

El comercio justo es un sistema solidario y alternativo al convencional que persigue el desarrollo de los pueblos y la lucha contra la pobreza y que está basado en tres pilares fundamentales: condiciones laborales y salarios dignos, respeto al medio ambiente y lucha contra la explotación infantil.

Desde hace varios años, la Fundación El Sembrador -dependiente de Cáritas Diocesana- mantiene en Albacete la tienda Romero Comercio Justo, que este año ha lanzado una campaña especial navideña con la que invita a los albaceteños a consumir productos y regalar artículos procedentes de este sistema que lucha contra la pobreza.

De esta forma, el cliente no solo satisface las necesidades propias de la Navidad, sino que está contribuyendo de forma directa a garantizar condiciones de vida más justas a las familias productoras.

Cristina Cámara es la coordinadora de Romero Comercio Justo. Subraya que en esta campaña navideña 2015 se ha puesto el acento en el grupo de cooperativas artesanas Coor The Jute Works de Bangladesh, en el que se trabajan desde cerámicas hasta el yute y fibra vegetal, así como complementos de seda pintados a mano, algodón, cristal, metal... Para estas fechas tan señaladas, la cooperativa -que da trabajo a 3.372 mujeres y 143 hombres- elabora adornos para el árbol de Navidad, belenes de terracota y yute, cestas trenzadas con estas misma planta.., mientras que para el resto del año realizan bolsos, complementos, menaje de cocina, juguetes, calzado, bolsas de la compra, etc. «Esta cooperativa tiene un catálogo bastante amplio de productos y todos los años solemos variar los pedidos», explica Cristina.

En Romero Comercio Justo ya están disponibles sus tradicionales cestas de Navidad con productos de la tienda, preparadas tanto en cajas de cartón como en cestas de yute de Bangladesh, siempre teniendo en cuenta los gustos y el presupuesto de los clientes. Alimentación, artesanía o cosmética, o la mezcla de todo, son las composiciones más habituales de estas cestas, mayoritariamente integradas por mermeladas, chocolate, café y azúcar de caña integral, concretamente la panela. Para esta tienda de comercio justo, ubicada en la calle Hermanos Jiménez, 13, los meses de diciembre y enero son los más fuertes del año, pues las ventas se incrementan tanto de forma física como a través de la página web www.justoyeco.com. Concretamente, Cristina Cámara especifica que en el periodo reseñado, las ventas online se incrementan prácticamente un cien por cien y en la tienda alrededor de un 35%.

Junto a las artesanías de Bangladesh, alimentación y cosmética se convierten en estas fechas en regalos perfectos -justos y solidarios- para familiares y amigos. Además, Romero Comercio Justo, consciente de la limitada capacidad económica de muchas familias albaceteñas, ha sabido adaptarse a las circunstancias de forma que elabora cestas muy completas que no sobrepasan los 20 euros.

De hecho, tal y como relata la coordinadora de la tienda, la artesanía más económica  -que además es de la que más se vende- son los denominados quitapenas, que dependiendo de su tamaño varían entre 0,95 y 2,95 euros. «Los quitapenas -añade- son unas artesanías típicas de Guatemala que se utilizan para alejar los problemas de las personas que los utilizan; es un regalo que gusta mucho a la gente y en los tiempos que corren, todos necesitamos alejar problemas de nuestra vida de vez en cuando», dice Cristina Cámara, quien cifra en 500 los quitapenas que venden al año, incluso como regalo de boda.

Como artículo especial de Navidad, que no se consigue el resto del año, Romero Comercio Justo comercializa belenes de madera de Palestina, de cerámica de Perú o de terracota de Bangladesh, al igual que las decoraciones de los árboles navideños. En alimentación, las importadoras elaboran chocolates exclusivos, bombones, papánoeles de chocolate o vinos espumosos.