scorecardresearch

Adjudican las obras para poner en marcha cuatro depuradoras

A.G.
-

La Junta contratará por algo más de nueve millones de euros la construcción de las estaciones de tratamiento de aguas residuales de Alcaraz, La Gineta, Mahora ySan Pedro

Imagen de archivo de una estación depuradora de aguas residuales. - Foto: José Miguel Esparcia

La empresa pública Infraestructuras del Agua de Castilla-La Mancha resolvió recientemente la adjudicación provisional de los contratos para la construcción de cuatro estaciones depuradoras de aguas residuales (EDAR) en la provincia de Albacete. 

Alcaraz, La Gineta, Mahora y San Pedro serán los municipios  en los que se habilitarán esas instalaciones, que suponían unas de las principales inversiones previstas para el territorio albacetense en el Presupuesto regional de 2022 y que probablemente volverán a aparecer en las cuentas de la Junta para 2023, ya que su construcción se prolongará durante el próximo año.

El proceso de licitación de las obras comenzó en febrero y se prolongó debido a una causa habitual en estas tramitaciones, la presentación de ofertas consideradas anormalmente bajas para las que se pidió justificación, finalmente no aceptada. De las más de dos decenas de licitadores que concurrieron, finalmente resultó adjudicataria del primer lote (La Gineta y Mahora) la unión temporal de empresas (UTE) Facsa-Lozoya por un importe de 5.215.286 euros, mientras que el segundo (Alcaraz ySan Pedro) fue para la UTE Elecnor-Intagua-Audeca por 3.810.804.

Una vez formalizados los contratos y actas de replanteo, los plazos de ejecución de las obras serán de entre 12 y 16 meses, a los que se suman tres para la puesta en marcha de todos los casos. 

En el caso de La Gineta y Mahora, según recuerda el pliego de condiciones del contrato, las nuevas EDAR vendrán a sustituir a estaciones «que se encuentran obsoletas, por lo que las aguas residuales procedentes del municipio no reciben un tratamiento adecuado antes de ser incorporadas al medio receptor, y cuya ubicación no es adecuada ya que se plantea el crecimiento» de las localidades por esas zonas.  

Mientras, en el lote de Alcaraz ySan Pedro se detalla que «ambos municipios no disponen de un sistema de depuración adecuado», por lo que se incumple la normativa de vertidos y resulta necesario dotarlos de esa infraestructura. Recuerdan además que la construcción de EDAR de Alcaraz se incluyó dentro de un proyecto iniciado en 2007 para varios núcleos de población, pero los trabajos se paralizaron en 2011, por lo que parte de la obra civil se encuentra concluida.

En todos los casos, las cifras de los proyectos reflejan que las estaciones podrán dar servicio a una población máxima que duplica aproximadamente la censada en cada municipio. Con ello, se asegura que las depuradoras sean capaces de atender tanto los picos veraniegos de habitantes como un hipotético crecimiento. 

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)