scorecardresearch

El Gobierno propondrá un nuevo periodo de cálculo de pensiones

Agencias
-

Escrivá asegura que la reforma, que se presentará en septiembre, se basa en lo que recomendó el Pacto de Toledo y que podría suponer la ampliación del periodo de cómputo con la exclusión de algunos años

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá - Foto: EFE/ Chema Moya

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha anunciado este viernes que a principios del mes de septiembre el Gobierno presentará a los agentes sociales su propuesta sobre el periodo de cómputo para el cálculo de la pensión de jubilación.

En una entrevista en el programa Al Rojo Vivo de La Sexta, Escrivá ha remarcado que ese nuevo planteamiento se basa en lo que recomendó el Pacto de Toledo y su objetivo es reflejar "las nuevas realidades en el mercado de trabajo", que no existían hace 20 años.

Hay muchas opciones para abordar esta cuestión, ha dicho el ministro, quien ha añadido que sobre todo beneficiará a aquellas personas cuyos últimos años de vida laboral no son los mejores, un 30 % del total, según ha calculado.

Escrivá ha planteado que existen "varias palancas" sobre las que se puede operar. Una de ellas es la ampliación del periodo de cómputo, más allá de 25 años, aunque también ha sugerido que al mismo tiempo que se amplíe se haga "un mejor tratamiento de las lagunas, de los años que no se han cotizado o (...) que se excluyan algunos años del cómputo".

"Hay distintas combinaciones. El 30% de las personas ya no tienen esas carreras laborales lineales que había antes, que iban de menos a más, sino que desde la crisis financiera, tenemos mayor volatilidad y hay personas que tienen sus últimos años no con sus mejores condiciones", ha explicado.

Aunque los sindicatos ya han expresado su rechazo a aumentar el periodo de cómputo, el ministro ha asegurado que la propuesta de la Seguridad Social tendrá un "beneficio agregado" y confía en llegar a un acuerdo con los agentes sociales.

Sobre la revalorización de las pensiones con el IPC, ha dicho que "absolutamente" se va a llevar a cabo, ya que es un compromiso y una ley que se aprobó en el Parlamento, y ha señalado que se habla mucho de los gastos pero no de los ingresos, que han crecido de forma considerable gracias al "gran dinamismo del mercado de trabajo".

En este sentido, Escrivá ha dado dos datos, que esos ingresos de la Seguridad Social crecieron un 8,5 % en el mes de julio y que la previsión de déficit de la Seguridad Social para finales de año es del 0,5 % del PIB.

También le han preguntado a Escrivá por la previsión de la Seguridad Social de que el número de afiliados durante el mes de agosto se reduzca en unas 187.000 personas, y ha dicho que es "un muy buen dato", teniendo en cuenta que la reducción media en el periodo 1997-2019 "fue de más de 200.000".

A su juicio, en agosto se ha recuperado el dinamismo perdido en la segunda mitad de julio y se debe tener en cuenta que se han ido corrigiendo algunos factores.

Ha reconocido no obstante que es "muy difícil hacer previsiones" para el otoño en el contexto actual, con un entorno de incertidumbre en el que es complicado prever la evolución de precios de las materias primas o el comportamiento de los bancos centrales, entre otras cuestiones.

No obstante, ha opinado que por los datos que se van conociendo los empresarios mantienen sus planes de inversión y contratación y no cambian sus decisiones de medio plazo.

Por otra parte, Escrivá ha vuelto a insistir en el buen funcionamiento del Ingreso Mínimo Vital (IMV) y ha recordado que en julio el Gobierno aprobó nuevas medidas "novedosas" para mejorar su funcionamiento.

"Hemos mandado más de 100.000 SMS a potenciales beneficiarios, hemos admitido 50.000 solicitudes con certificado de los servicios sociales de los ayuntamientos", ha ejemplificado el titular de Inclusión, que asegura que la respuesta a las solicitudes "está prácticamente al día".

El ministro también ha asegurado que "no podemos saber cuántas personas que podrían cobrarlo (el IMV) no lo cobran", porque es una prestación "viva", y ha pedido "no hacer demagogia" con una medida que "no existía hasta que nosotros (el Gobierno de coalición) llegamos" porque con las prestaciones de las autonomías "no se llegaba donde se tenía que llegar".