scorecardresearch

Sánchez espera cerrar pronto un acuerdo que finalice la huelga

Agencias
-

El presidente pide al Congreso confiar en el plan que prepara el Gobierno con los agentes sociales y los sectores afectados para amortiguar las consecuencias del alza de los precios de la energía, que recuerda que ha sido provocada por Putin

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha mostrado convencido de que esta semana el Ejecutivo alcanzará un acuerdo con el sector del transporte para amortiguar el alza del precio de los carburantes, sobre todo el gasoil.

De esta forma lo ha anunciado Sánchez en el pleno del Congreso tras responder a la pregunta de la portavoz del PP, Cuca Gamarra, que le ha reprochado la parálisis del Ejecutivo ante las diferentes huelgas que se registran en el país, como el paro de los transportistas que está provocando desabastecimientos y cierre de empresas.

"Vamos a llegar a un acuerdo esta semana, estoy convencido, con el sector del transporte para amortiguar muchas de las consecuencias del alza de los precios de la gasolina y del gasoil, y para, entre todos, hacer un gran plan que dé respuesta a las consecuencias de la guerra en Ucrania para aprobarlo el 29 de marzo", ha puntualizado.

Sánchez espera cerrar pronto un acuerdo que finalice la huelgaSánchez espera cerrar pronto un acuerdo que finalice la huelga - Foto: Eduardo Parra

Sánchez ha incidido en que el Ejecutivo está construyendo un acuerdo de país con los agentes sociales y con los grupos parlamentarios.

En respuesta a una pregunta posterior del portavoz de ERC, Gabriel Rufián, el jefe del Ejecutivo ha insistido en expresar su confianza.

"Llegaremos a un acuerdo con el sector de transportes, con todos los sectores afectados por esta alza que no hemos provocado nosotros, sino Putin, y espero contar con su apoyo", ha añadido.

La pregunta de Rufián instaba a Sánchez a explicar quiénes van a pagar los efectos de la guerra en Ucrania, y el presidente del Gobierno ha dicho que los primeros son los refugiados.

Se ha referido después de nuevo a las consecuencias para todos los ciudadanos, y ante ellas ha dicho que el Gobierno está hablando con los agentes sociales, con los sectores afectados, con los grupos parlamentarios y con las comunidades autónomas.

Fruto de ese diálogo y de los resultados que haya en la cumbre europea de esta semana ha asegurado que será posible un buen acuerdo para amortiguar las consecuencias económicas de la guerra, proteger a los colectivos más vulnerables y distribuir las cargas económicas de la guerra.

Rufián ha aprovechado la pregunta para pedir una reflexión a la izquierda en general y preguntarse si los diputados de este ámbito político no están hartos de decir que viene la ultraderecha mientras el líder de Vox, Santiago Abascal, "se pasea por manifestaciones de la clase trabajadora".

"¿Saben por qué pasa esto? Porque a la izquierda no nos entiende nadie. No nos sabemos explicar y hablamos de temas que no le interesan a nadie", ha añadido.

Ha subrayado que a los ciudadanos les interesa la subida del precio de la luz, del butano o de la gasolina y ha hecho una llamada: "Tenemos que dejar de militar exclusivamente en la moral y empezar a militar en la utilidad".

Tras ello, ha instado a topar precios, controlar públicamente a las eléctricas y dejar de hablar de impuestos a los pobres.

Ante esa intervención, Sánchez ha reprochado a Rufián que su discurso es el que alimenta a la ultraderecha porque no reconoce lo que está haciendo el Gobierno.

Ha recordado que, por ejemplo, desde hace meses se ha bajado el 60 por ciento de los impuestos del precio de la luz para ayudar sobre todo a los consumidores más vulnerables.

 

"No nos levantaremos hasta conseguirlo"

Horas más tarde de su comparecencia en el Congreso, el presidente de Gobierno ha afirmado que en la reunión de mañana con los transportistas se llegará a un acuerdo definitivo y adaptado a las necesidades del sector, y ha avanzado que el Ejecutivo no se levantará de la mesa hasta lograrlo.

"Estoy convencido de que llegaremos a un acuerdo, porque tenemos la voluntad, entendemos sus demandas y haremos todo lo que esté en nuestras manos para que mañana se alcance un acuerdo. Nos vamos a sentar y no nos vamos a levantar hasta que lo logremos", ha señalado en rueda de prensa desde Ceuta.

Mañana, las ministras de Asuntos Económicos, Hacienda y Transportes, Nadia Calviño, María Jesús Montero y Raquel Sánchez, respectivamente, se volverán a reunir a partir de las 11.30 horas con los representantes del departamento de Mercancías del Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC).

Esta serie de reuniones está teniendo lugar al margen del paro de transportistas que convocó una asociación minoritaria de autónomos y pequeñas empresas, pero que ha provocado un fuerte desabastecimiento en las industrias. Así, la plataforma convocante sigue fuera de las reuniones porque el Gobierno solo considera al CNTC como único interlocutor válido en el sector.

Pedro Sánchez ha precisado que las medidas que se tomen tendrán que ser "posibles y factibles" para las autoridades españolas desde un punto financiero, aunque "adaptadas a las necesidades de urgencia de un sector tan importante para el país".

 

Transportes asegura que la mayoría de los conductores "ya está trabajando"

Por su parte, la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha afirmado que la mayoría de los transportistas "ya está trabajando", a diferencia de la semana pasada, cuando los "actos violentos" que se produjeron impidieron a los trabajadores que querían continuar con su actividad seguir haciéndolo.

Así lo ha manifestado durante su intervención de este miércoles en el Congreso, donde ha vuelto a poner en valor las medidas acordadas esta semana, como los 500 millones de euros para el sector en bonificaciones fiscales; la devolución mensual del 'gasóleo profesional', frente a la trimestral de ahora; o la publicación semanal del índice de precios de los carburantes, que hasta ahora era mensual.

El diputado del PP Andrés Lorite le ha instado a la ministra a bajar impuestos, pero Sánchez ha señalado que el propio sector les ha trasladado en las reuniones que han tenido lugar en la última semana que ese tipo de medidas fiscales "no van a tener efecto", puesto que estos profesionales ya se desgravan el IVA, y los impuestos en España a los carburantes ya serían "los más bajos que permite la normativa europea".

La ministra también le ha dicho a Lorite que la semana pasada ya se convalidó en el Congreso, con los votos a favor del PP, las nuevas condiciones laborales para los transportistas, como la prohibición de que la carga y descarga la hagan los camioneros, fruto del acuerdo alcanzado con las organizaciones empresariales del sector, que amenazaron con un paro nacional en diciembre y se desconvocó tras conseguir ese acuerdo.

Por su parte, el diputado del PP le ha achacado a la ministra haber "menospreciado, abandonado e insultado" a los transportistas a lo largo de esta crisis y le ha instado a que pida disculpas públicas: "Es indecente que llame radicales y violentos a quienes se sacrificaron durante el confinamiento y hoy por hoy trabajan a pérdidas".

Ante su intervención, la ministra se ha dirigido a Lorite: "Ante una crisis sin precedentes en el país, arrimen ustedes el hombro, no siembren discordia y confrontación. Nosotros no nos movemos bien en la exaltación, a diferencia de ustedes, nos movemos bien en el diálogo para encontrar soluciones para la ciudadanía".