scorecardresearch

Kiev pide ayuda contra el bloqueo naval ruso en el mar Negro

EFE
-

Ucrania asegura que los ejercicios militares que Moscú realiza desde la desaparición de la Unión Soviética sirven también para bloquear las rutas comerciales marítimas

El buque de desembarco Kaliningrado de la clase Ropucha de la Armada rusa llega al puerto de Sebastopol, Crimea, en el Mar Negro. - Foto: RUSSIAN DEFENCE MINISTRY

Ucrania ha solicitado ayuda internacional y acciones conjuntas contra el bloqueo por buques rusos de las rutas en el mar Negro, informó hoy el ministro de Exteriores ucraniano, Dmitro Kuleba.

"Hemos comunicado al secretario general de la ONU, a la Unión Europa, a los dirigentes de los Estados amigos estas acciones de la Federación Rusa, y hemos comenzado consultas con los países ribereños del mar Negro para emprender acciones conjuntas", dijo Kuleba en rueda de prensa.

Agregó que el mar Negro y su seguridad atañen no solo a Ucrania, por lo que el Gobierno de Kiev ha contactado con sus socios para "preparar una respuesta coordinada".

Según el jefe de la diplomacia ucraniana, Rusia aprovecha los ejercicios navales en las aguas del mar Negro para bloquear las rutas comerciales marítimas.

El portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov, aseguro ayer, jueves, que "todas las maniobras y desplazamientos de buques rusos en las aguas del mar Negro se llevan a cabo en estricta concordancia con el derecho marítimo".

Las maniobras en el mar Negro tienen lugar en el marco de los ejercicios navales desde la desaparición de la Unión Soviética.

El comandante en jefe de la Armada rusa, Nikolái Yevménov, dijo el pasado día 4 que estas maniobras, en la que en total participarán más de 140 buques y casi 10.000 soldados, tendrán lugar tanto en aguas territoriales como internacionales, desde el Mediterráneo, los mares del Norte y Ojotsk, hasta el Océano Pacífico y la parte nororiental del Atlántico

Las maniobras en el mar Negro, en los que participan buques de tres flotas de la Armada rusa y que hoy incluyeron prácticas de lucha antisabotaje en las bases de Sebastopol (Crimea) y Novorrosiisk, coinciden con los ejercicios militares ruso-bielorrusos Determinación aliada 2022.

A este despliegue se suma al emplazamiento de más de 100.000 militares rusos cerca de las fronteras ucranianas, lo cual ha sido denunciado por Kiev y Occidente como los preparativos para una invasión.

 

La OTAN despliega a mil militares de EEUU en el mar Negro

Por su parte, el contingente de un millar de soldados estadounidenses, con los que la OTAN busca reforzar su capacidad de disuasión en la región del Mar Negro ante los avances de Rusia, comenzó a desplegarse este viernes en la base aérea rumana de Mihail Kogalniceanu, situada a menos de 500 kilómetros de la flota militar rusa en la península de Crimea.

"En estos momentos, un millar de militares de Estados Unidos se están desplegando en esta base, lo que eleva el número total de soldados estadounidenses aquí a casi 3.000", dijo el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, durante una visita a la base.

Estos soldados estaban hasta ahora estacionados en Alemania y se suman a militares de EEUU, Italia y Alemania que ya trabajaban con el ejército rumano en el flanco suroriental de la OTAN.

Mientras, otros 1.700 soldados de Estados Unidos han empezado a llegar a Polonia para reforzar la frontera noreste de la Alianza.

Sin embargo, "la consolidación de la presencia estadounidense en Rumanía con otros mil militares es algo positivo, pero insuficiente", dijo hoy en declaraciones el experto en el espacio exsoviético Armand Gosu.

Según este profesor de la Universidad de Bucarest, que recuerda que Rusia tiene decenas de miles de soldados solo en Crimea, este despliegue no sería suficiente para "proteger infraestructuras críticas como puertos y rutas terrestres de comunicación por las que transferir tropas y munición en caso de una guerra".

"La llegada de los estadounidenses no tiene importancia militar, pero contribuye a transmitir a la población que Rumanía no está sola y puede contar con el apoyo de Estados Unidos", concluyó Gosu.