scorecardresearch
Editorial

Los aviones del Ala 14 vuelven a los Países Bálticos para garantizar la paz

-

La Base Aérea y los cientos de personas que trabajan en sus instalaciones son vecinos de Albacete y forman parte de la ciudad

En el próximo mes de agosto, aviones de combate, Eurofighter, del Ala 14, de la Base Aérea de Los Llanos, serán desplegados en Estonia, una de las repúblicas bálticas independizadas al desmoronarse la antigua URSS. Será la cuarta ocasión en la que los cazas albacetenses estén desplazados en una zona que, hoy por hoy, es de las más convulsas del mundo, debido a la guerra por la invasión de Ucrania por parte de Rusia. En ocasiones anteriores, los efectivos del Ala 14 estuvieron en Lituania, en dos ocasiones, y en Bulgaria. La misión de la unidad española no es otra que la de Policía Aérea, es decir, velar por que ninguna aeronave sin permiso entre en el espacio aéreo del país de destino. Es un hecho bastante frecuente que aviones rusos violen el espacio aéreo y los cazas albacetenses tienen que invitarlos a volver a Rusia.

Los Eurofighter del Ala 14 componen una unidad de elite de las Fuerzas Armadas españolas y son de las primeras en tomar parte en misiones internacionales comprometidas, como es el caso del despliegue en Estonia. Paradójicamente, acuden a la zona más próxima al conflicto armado para velar por el mantenimiento de la paz, que debe de ser, sin duda, el principal objetivo de las Fuerzas Armadas de cualquier país desarrollado y democrático.

Una vez más, los militares de la Base Aérea de Los Llanos jugarán un papel destacado en la zona de influencia de Rusia, para detener las ansias imperialistas de Vladimir Putin.

Por un tiempo, detrás dejarán a familiares y amigos en Albacete para cumplir con el deber encomendado por la Constitución Española a las Fuerzas Armadas. Por esta razón, la capital manchega tendrá un ojo puesto en Estonia mientras dure la misión de policía aérea de los Eurofighter del Ala 14. Porque la Base Aérea y los cientos de personas que trabajan en sus instalaciones son vecinos de Albacete y forman parte de la ciudad, pese a quien pese. La tradición militar aérea de Albacete data de principios del siglo pasado sin tener en cuenta el signo político de los gobiernos que promovieron y mantuvieron la Base Aérea en Los Llanos. Por lo tanto, es parte de la idiosincrasia de la ciudad. Si a esta relación con la ciudad del Ala 14, sumamos la presencia de la Maestranza, una de las más avanzadas del Ejército del Aire, y la implantación del TLP -escuela de pilotos de la OTAN-, hacen que Albacete se sitúe a la vanguardia de las Fuerzas Armadas españolas.

Pero ahora hay que desear que los efectivos del Ala 14 tengan una misión lo más tranquila posible, dentro de lo que cabe, en Estonia a partir de agosto y que todos, absolutamente todos, regresen con el deber cumplido y sanos y salvos a la Base Aérea de Los Llanos