scorecardresearch

Ghosting, stalking y otras formas de acabar mal una relación

Europa Press
-

La llegada de la tecnología al día a día de las parejas, con los smartphones, aplicaciones de mensajería y de citas y redes sociales, cambia las conductas de siempre, que se adaptan al entorno digital y hacen surgir nuevos términos

Jóvenes tomándose una 'selfie' - Foto: WIKO

De acuerdo con el EI Estudio sobre tecnología y emociones del fabricante de smartphones Wiko, casi la mitad de los españoles (48,58%) admite haber sido stalkeado en redes por parte de otra persona, mientras que uno de cada cuatro reconoce haber padecido birdboxing de alguien (25,37%) o incluso orbiting (25,07%).

Estos términos, aunque son utilizados frecuentemente por los más jóvenes cuando utilizan las herramientas tecnológicas, pueden no resultar familiares para muchos usuarios, aunque alguna vez las hayan realizado, recibido o incluso sufrido, y por ello Wiko ha recopilado los principales.

 

Los inicios de una relación

Uno de los conceptos referidos a los momentos iniciales de una relación es el de instagrandstanding, la versión digital de las indirectas.

Este concepto consiste en llamar la atención de una persona publicando de forma consciente contenidos en redes sociales (especialmente en Instagram) que le resultan particularmente interesantes a la otra persona, aunque sin referencias directas, buscando que sea esta persona la que inicie la conversación.

Otro de los términos del principio de una relación es el birdboxing, una forma de identificar situaciones de un enamoramiento extremo en las personas son incapaces de reconocer los defectos de la otra persona y consideran que todo lo que le rodea es perfecto.

Como curiosidad, su nombre procede de la película Bird Box (2018), en la que los personajes usan una venda en los ojos para sobrevivir. Para que todos lo entiendan, puede traducirse por estar en una nube.

 

Cuando la cosa no va bien

En los casos en que la relación no marcha por buen camino, un término utilizado frecuentemente es el orbiting. Este concepto se refiere a cuando alguien parece no tener interés real en otra persona, no contesta sus mensajes ni responde sus llamadas, pero da like a sus publicaciones, reacciona a sus stories o comenta alguna foto. Los integrantes de la Generación X lo llamarían algo así como ni contigo ni sin ti.

Otro palabra para cuando las cosas no van bien es la de curving. Ante un chat con una persona con la que se desea cortar conversación, hay personas que, en lugar de comunicar este desinterés abiertamente, optan por otra forma de transmitirlo.

Ejemplos de esta conducta son una mayor demora a la hora de responder mensajes, descenso progresivo de la extensión de las respuestas o excusas constantes para no verse en persona. Generaciones anteriores podrían llamarlo marear la perdiz.

 

(Malas) formas de acabar

Terminar una relación, aunque sea en sus fases iniciales hace que algunas personas sufran lo que siempre se ha conocido como un plantón. En el plano digital esto se conoce como ghosting, cuando tras días o semanas de conversación constante y fluida por chat, una de las personas desaparece repentinamente y sin dar explicaciones.

Otra mala práctica es el stalking, que consiste en fisgonear en las publicaciones e interacciones de otra persona en redes sociales, con el objetivo de estar informado de su día a día. Este fenómeno es común en las relaciones de pareja después de las rupturas que no se han encajado bien.