scorecardresearch

Amigos del Jardín Botánico colabora en restauración

Redacción
-

Socios de la entidad viajaron a la zona afectada por el fuego del Talave, donde cooperaron con el personal de la Junta en tareas de recuperación del suelo y siembra de especies herbáceas autóctonas

Socios de la Asociación de Amigos del Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, en la zona del incendio. - Foto: A.J.B.

La Asociación de Amigos del Jardín Botánico de Castilla-La Mancha, organización que tiene entre sus objetivos la promoción de los valores del Jardín Botánico de Castilla-La Mancha y de forma general la conservación de la diversidad vegetal, colaboró recientemente, junto a la Administración regional, en la consecución de los objetivos de restauración del incendio declarado el pasado verano en los términos municipales de Hellín y Liétor, en cuya financiación también participa el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

La zona de actuación fue concretamente en el Monte de Utilidad Pública número 161 Umbría de Peña Lavá que, tras el oportuno análisis técnico, se determinó de difícil regeneración natural. 

Según detalla una nota de prensa, para facilitar la restauración del incendio, los voluntarios llevaron a cabo los siguientes trabajos: creación de un mulch a base de residuo herbáceo agrícola en un área de cerca de 6.000 metros cuadrados (técnica ha demostrado un papel importante en el control de pérdidas de suelo, sobre todo como medida de emergencia en los primeros meses; siembra manual a boleo de mezcla de especies de herbáceas autóctonas, especialmente en las zonas donde la regeneración natural podría no estar garantizada; plantación en la zona de acceso de maquinaria con especies autóctonas como sabina mora, acebuche, lentisco, pino carrasco y enebro y retirada de protectores y otros residuos.

Durante la jornada, según destacan desde la asociación, los socios subrayaron «la buena sintonía con el personal de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha y su entusiasmo por contribuir con técnicas tan innovadoras».

Según recuerdan, el fuego iniciado en las proximidades del embalse del Talave acabaría siendo el peor incendio de este año en la región. Las llamas llegaron a afectar a una superficie de cerca de 2.500 hectáreas, en los términos municipales de Hellín y Liétor.

«Entre las competencias atribuidas a la Consejería de Desarrollo Sostenible se encuentra el fomento de la restauración de las áreas afectadas por incendios forestales», explican desde la Asociación de Amigos del Jardín Botánico de Castilla-La Mancha.