scorecardresearch

Navarro: "Sáez quiere regalar los oídos a todo el mundo"

Redacción
-

El concejal del PP Francisco Navarro asegura que "el alcalde se tiene que tragar sus improvisaciones, frivolidades y ocurrencias de última hora que habían roto el consenso en torno a la peatonalización"

Francisco Navarro, concejal del PP en el Ayuntamiento de Albacete. - Foto: PP

El concejal del Grupo Municipal del Partido Popular en el Ayuntamiento de Albacete, Francisco Navarro, criticó "los continuos bandazos del Gobierno de Emilio Sáez, que genera una sensación de improvisación y desconfianza entre los albaceteños". Navarro se pronunció de este modo después de conocer la marcha atrás del Gobierno del PSOE y Ciudadanos sobre la peatonalización del tramo de la calle Ancha entre la plaza de Gabriel Lodares y Tinte, "apenas una semana después de haberlo anunciado por todo lo alto". "El alcalde se ha visto obligado a tragarse sus improvisaciones, frivolidades y ocurrencias de última hora que además habían saltado por los aires el consenso alcanzado en torno a la peatonalización durante la pasada Corporación", señaló, indicando que "pensábamos que era difícil, pero Emilio Sáez lo ha vuelto a hacer, un día dice una cosa y al siguiente la contraria".

Navarro se mostró satisfecho por la marcha atrás de "la peatonalización ideológica que pretendía llevar a cabo porque la había anunciado sin previamente tener en cuenta la decisión de los técnicos, de los grupos políticos en el Ayuntamiento, ni de los colectivos que se verían afectados, como asociaciones de comerciantes o vecinos". Añadió que "tras las denuncias del Partido Popular, Sáez ha visto que la peatonalización de ese tramo de calle Ancha no contaba con el apoyo de nadie y se ha visto obligado a dar marcha atrás una vez más".

"Fue una ocurrencia más del señor Sáez que tiene una opinión cuando sale por la punta del parque hacia la calle Ancha, tiene otra distinta cuando llega al cruce de la calle del Tinte, vuelve a cambiar en la calle Mayor y cuando llega al Altozano no tiene nada que ver con lo que había dicho al principio porque va cruzándose gente y a todo el mundo le dice que sí, aunque sean opiniones contradictorias unas con otras", lamentó, criticando que "el alcalde vaya intentando regalar los oídos a todo con el que se cruza y no sea capaz de escuchar a todo el mundo para poder tomar una decisión consensuada que no perjudique los intereses generales de la mayoría de los albaceteños".

"Un alcalde no puede tener ocurrencias e ir dando bandazos porque genera inseguridad y poca fiabilidad en la ciudadanía", dijo Navarro, señalando que "lamentablemente es la nota predominante en el Gobierno de Sáez y Casañ, en el que los cambios de criterio son continuos". En este sentido, recordó la compra del Banco de España, que "aprobaron pese al rechazo de toda la oposición y por un precio muy superior al de mercado y que pocas semanas después desecharon". También ocurrió con la eliminación del 10% del aprovechamiento para las nuevas construcciones, "otra exigencia de Ciudadanos que el propio alcalde se vio obligado a paralizar a los días por la presión del Partido Popular y de gran parte de la ciudadanía".

"Lo mismo ha ocurrido con el pretendido cambio de estación de referencia para los AVE de Albacete en Madrid pasando de Atocha a Chamartín, ya que fue el único que dio por buenas las explicaciones de Adif, Renfe y el Ministerio de Transportes para no incomodar a su jefe Pedro Sánchez, en lugar de defender los intereses de los albaceteños, cuando en la Comunidad Valenciana todos los partidos habían ido al unísono en contra de esta decisión", reseñó.

 

"Sensación de desamparo"

Navarro lamentó la "sensación de desamparo" que dejan Emilio Sáez y el PSOE en los comerciantes de la zona, "que han visto con honda preocupación cómo de la noche a la mañana, sin consultar con nadie y rompiendo el consenso alcanzado previamente, habían decidido ampliar la peatonalización de la calle Ancha también al tramo entre Tinte y la plaza de Gabriel Lodares". 

Francisco Navarro recordó que en la pasada Corporación se alcanzó un amplio consenso "porque se hizo un intensísimo trabajo previo basado en criterios técnicos que se trabajaron con todos los grupos políticos representados en el Ayuntamiento, pero también con asociaciones de comerciantes, vecinos y todos los colectivos afectados". "Pero Sáez funciona a base de globos sonda, que le obligan a dar marcha atrás cuando le obliga la presión del Partido Popular en el Ayuntamiento, pero también de una parte muy importante de la ciudadanía", aseguró.

"Todo ello es una muestra más de que al Gobierno de Emilio Sáez sólo le importa el postureo, las fotos y está basado en la improvisación, sin criterio, sin rigor y sin fundamento, poniendo constantemente en riesgo el desarrollo de Albacete", destacó.

En este sentido, añadió que la decisión carecía de fundamento técnico alguno "porque se anunció sin haber previsto qué iba a ocurrir con el transporte urbano o el impacto que ampliar la peatonalización de la calle Ancha iba a tener sobre las calles adyacentes, como Dionisio Guardiola, Tinte e, incluso, Teodoro Camino".