scorecardresearch

"Los científicos hacemos un papel esencial"

Teresa Roldán
-

María de los Llanos Palop ya es académica con sillón propio en la Real Academia de Medicina de Castilla-La Mancha en la categoría de Ciencias Afines, un reconocimiento asegura a su dilatada trayectoria docente e investigadora

María de los Llanos Palop, profesora de Microbiología y catedrática de Tecnología de los Alimentos en la UCLM. - Foto: Rubén Serrallé

A sus 62 años, esta albacetense, desborda pasión cuando habla de ciencia, aunque entona el mea culpa en que se necesita una mejor divulgación para que el trabajo que se hace en investigación sea percibido por la sociedad. A pesar de su larga carrera tampoco ha perdido vocación ni ganas de contagiar a sus alumnos ilusión y optimismo. 

¿Safisfecha con su entrada en la Real Academia de Medicina?

La verdad es que sí, es un reconocimiento a mi labor en los largos años que tengo de vida laboral, no sólo en la UCLM donde llevo 30 años; sino también en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas. Estoy muy contenta. 

Su nombre la delata sobre su origen albacetense ¿mantiene vinculación con esta tierra?

Yo nací en Albacete, lo que ocurre es que a los tres años como mi padre era funcionario de telégrafos lo mandaron a Valencia, ciudad de la que era originario, y me trasladé con mi familia a vivir allí. No he tenido mucha relación con Albacete todos estos años, pero todos mis primos de la familia de mi madre siguen en Albacete. Guardo pequeños recuerdos, aunque lejanos, de Albacete.

Estudió Farmacia pero ¿siempre tuvo claro que se quería dedicar a la investigación?

No tenía claro que iba a ser de mi vida, ni a que me iba a dedicar, pero la vida te va marcando caminos. Tampoco sé porque decidí estudiar Farmacia, quizás porque tenía dos primas farmacéuticas, aunque siempre mi formación fue de ciencias. Después cuando acabé la licenciatura hice una estancia en el Departamento de Parasitología y me fui metiendo en el tema de los organismos. Luego me surgió la oportunidad de hacer una tesis doctoral en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y de nuevo el azar de la vida te va marcando tu trayectoria y así sucedió en mi caso.

Finalizado ese período me surgió la oportunidad de venir a la UCLM y me vine para acá porque el que entonces era mi marido se vino a trabajar a la industria farmacéutica en  Toledo. Como ve, nada estaba predestinado en mi vida, todo ha sido fruto del azar en cada etapa.

(MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA Y EN LA APP DE LA TRIBUNA DE ALBACETE)