Una semana movida

J.L. Royo
-

El pésimo inicio de temporada del Albacete Balompié obliga a la dirección deportiva a acertar con el fichaje del mediocentro

Mauro Pérez habla con Lucas Alcaraz durante el entrenamiento. - Foto: Josema Moreno

El Albacete necesita reforzar su plantilla y entramos en la última semana de un mercado que se cierra el 5 de octubre, por lo que se prevé una semana movida en el despacho de la dirección deportiva.
El pésimo arranque del equipo manchego con tres derrotas en tres partidos, cero goles a favor y seis en contra, han despertado la preocupación entre la afición y, aunque desde el club no se espera una revolución en esta última semana, sí que se va a realizar un esfuerzo para traer el ansiado mediocentro que necesita el equipo.
En este sentido, aunque el pasado fin de semana parecían haberse roto las negociaciones con el Girona por el fichaje de Pape Diamanka, al parecer sigue el diálogo entre ambos clubes. Es cierto que las posturas están alejadas, pero el senegalés no está descartado y parece ser el objetivo número uno de Mauro Pérez para reforzar una posición en la que falta un líder.
En cualquier caso no se esperan muchas más novedades, más que nada porque con la ampliación de capital que se va a realizar va a dar para lo que hay y para el mediocentro, poco más. De esta manera, a no ser que se produzca alguna salida imprevista, solo se llevará a cabo un fichaje.

 

(Más información en la edición impresa)