scorecardresearch

Las fugas en la red de agua se reducen casi un 15% en un año

N.G.
-

Las instalaciones ubicadas en los depósitos de la Fiesta del Árbol suponen un salto importante en la gestión de las redes de la ciudad, donde el centro de control detecta las averías antes de que ocurran

Centro de control de Aguas de Albacete, que se ubica en los depósitos de la Fiesta del Árbol. - Foto: Rubén Serrallé

Cientos de kilómetros de tuberías recorren los barrios albacetenses bajo tierra para ofrecer abastecimiento y saneamiento a la ciudadanía.Estas tuberías tienen una vida útil y, para evitar problemas en el servicio, desde la empresa mixta Aguas de Albacete llevan a cabo tareas de mantenimiento y renovación. Limitar considerablemente la probabilidad de encontrarse con averías en las instalaciones del ciclo integral del agua es uno de los objetivos por el que trabajan a diario.

Año tras año se reducen el número de averías, pero «irán surgiendo siempre», reconoció el director gerente de Aguas de Albacete, José Belda, que insistió en que para seguir avanzando y mejorando y que continúe bajando el número de rupturas «es necesaria la renovación de las redes de forma planificada y la gestión que se hace desde el servicio. Está todo monitorizado para que en el momento en el que se detecta se pueda intervenir». Además, se realizan distintas campañas de búsqueda de fugas por sectores y, para ello, hacen uso de distintos algoritmos y procedimientos para detectar si hay un caudal excesivo.

En la ciudad existen más de 600 kilómetros de redes de abastecimiento, donde se hace necesario tanto el mantenimiento como las mejoras, especificó José Belda, que declaró que, a lo largo del pasado año, se contabilizaron 215 fugas, mientras que, en lo que llevamos de año (desde el 1 de enero y hasta el 20 de julio), se han detectado 90, lo que supone un descenso del 15 por ciento aproximadamente.

 

(Más información en edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)).