scorecardresearch

Almansa presenta en Albacete la reconstrucción de su batalla

E.F
-

El coronel Miguel Ángel de la Torre abrió las puertas de la Delegación de Defensa al alcalde, Javier Sánchez Roselló, y al concejal responsable de la recreación histórica, Álvaro Bonilla

Presentación del Cartel de la recreación de la Batalla de Almansa. - Foto: J.M.E.

Imagine que usted vive a algo menos de 100 kilómetros de las Playas de Normandía, del Valle de Marne o de los campos de Waterloo. ¿No visitaría esos lugares históricos al menos una vez en la vida? Pues los vecinos de Albacete viven a esa misma distancia de Almansa, la ciudad en la que se decidió uno de los primeros conflictos verdaderamente mundiales, la Guerra de Sucesión, el 25 de abril de 1707.

Por esta causa, la Delegación de Defensa en la capital provincial acogió el acto de presentación del cartel que anuncia la reconstrucción de la Batalla de Almansa, un acto en el que participaron el coronel Miguel Ángel de la Torre, el alcalde de la ciudad, Javier Sánchez Roselló, y el concejal responsable de los actos de recreación histórica, Álvaro Bonilla.

El coronel de la Torre explicó que la idea de presentar el cartel en Albacete surgió "durante una reciente visita a la propia Almansa, con motivo de la inauguración de una exposición sobre la primera vuelta al mundo de Magallanes y Elcano" a principios del mes de marzo, en la que sugieron varias ideas para promover la cultura de Defensa en la ciudad.

El alcalde, por su parte, puso como ejemplo de esta colaboración la próxima organización de unas jornadas para que los jóvenes conozcan la carrera militar o la propia recreación histórica de la Batalla, a la que está invitado el propio coronel y una nutrida representación de oficiales, tanto en activo como en la reserva, de los países de la Alianza Atlántica.

Sánchez Roselló reconoció que la preparación de la reconstrucción es una tarea que requiere un esfuerzo logístico casi tan grande como la propia batalla, pues además de los 350 especialistas en reconstrucción histórica, se espera la llegada de entre 20.000 y 25.000 visitantes nacionales y extranjeros, ya que este año no habrá restricciones sanitarias contra la Covid-19.

Por su parte, Bonillo dijo que, por desgracia, los conflictos del presente también interfieren en las reconstrucciones de los conflictos del pasado, pues las delegaciones de los países bálticos y de Polonia decidieron no venir este año, muy a su pesar, debido a la inestabilidad política y militar provocada por la Guerra de Ucrania.

(Más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)