El vino embotellado aguanta mejor la crisis que el cordero

L.G.E.
-

El consejero de Agricultura explica que el vino de la región va más a distribución que a restauración y eso ahora es una ventaja. Al cordero le ocurre lo contrario

El vino embotellado aguanta mejor la crisis que el cordero - Foto: TOMÁS FERNÁNDEZ DE MOYA

La crisis sanitaria no está afectando a todos los sectores agrarios por igual. El consejero de Agricultura, Francisco Martínez Arroyo, comentó por ejemplo que en estos días «se ha puesto de manifiesto la buena salud del vino embotellado». Explica que se debe a que el vino de la región está más orientado a la distribución y menos a la restauración. «Lo que a veces es un problema, en este caso es una ventaja», expuso, «el mercado nacional está funcionando y lo estamos viendo, porque se está consumiendo en casa».
Martínez Arroyo hizo esta valoración en una rueda de prensa que dio después de la reunión que mantuvo ayer por videoconferencia el presidente de la Junta, Emiliano García-Page, con los representantes de las organizaciones agrarias Asaja, COAG, UPA y con Cooperativas Agroalimentarias.
En cuanto al mercado exterior, Arroyo reconoció que en ese caso Castilla-La Mancha depende mucho de la venta de vino a granel. «Tenemos que salir de la crisis sanitaria lo antes posible para poder competir mejor en el mercado», apuntó, «los países que salgan de la crisis en mejores condiciones serán capaces de llenar los huecos en el mercado que está dejando la crisis». Y en ese aspecto mostró su confianza en que el sector vitivinícola de la tierra «va a ser capaz de hacerlo».
El consejero aprovechó para apuntar que de cara a la negociación de la nueva PAC no solo hay que estar pendiente del presupuesto, que también. A tenor de lo que está pasando insiste en que debe incluir «medidas de mercado para hacer frente a situaciones de crisis».
Pero si el vino, al menos el embotellado, está soportando mejor la embestida del coronavirus, en el lado opuesto están determinados productos cárnicos que tenían un importante mercado en la restauración, que ahora está cerrada. Esa es la situación del cordero manchego.
Una campaña de promoción de 100.000 euros. El consejero de Agricultura aprovechó ayer para «animar a todos los ciudadanos a consumir cordero manchego, que se trata de un producto de excelencia, que tiene en estos momentos dificultades por el cierre de la hostelería y necesita el impulso de todos». Ese impulso se va cuantificar en euros con una campaña de promoción que hará la Junta para potenciar el consumo de cordero y que tendrá un presupuesto de 100.000 euros.

Refiriéndose a todos los agricultores y ganaderos, Arroyo quiso «trasladar a los consumidores lo importante y el valor que tiene el esfuerzo que hacen cada día». Por eso aprovechó para reivindicar un «modelo de consumo de proximidad, de cercanía, apoyándonos en la dieta mediterránea.