El Servicio de Microbiología alcanza las 67.000 PCR hechas

T.R
-

El Complejo Hospitalario dispone de un buen número de test y reactivos para satisfacer la presión asistencial de los próximos dos meses y aumentar su capacidad diagnóstica hasta los 2.000 resultados diarios

La jefa del Servicio de Microbiología, Caridad Sainz de Baranda (a la derecha) junto a varias compañeras, almacenan muestras en el robot. - Foto: Rubén Serrallé

Una auténtica carrera de fondo es lo que ha vivido el Servicio de Microbiología del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete desde que comenzó la pandemia derivada del coronavirus. Una especialidad, cuyo trabajo básico es de laboratorio, y que hasta ahora era una gran desconocida por la población, empezó a tener una gran notoriedad, al convertirse en el centro neurálgico del diagnóstico de los casos de Covid-19 de las cuatro gerencias de la provincia.  Como Servicio tuvo que adaptarse a una presión asistencial sin precedentes de la noche a la mañana, y a una lucha sin cuartel para conseguir reactivos, tecnología y personal con el que hacer frente al gran volumen de pruebas PCR y test que tenían que analizar a día.
Si a mediados de abril este Servicio había realizado 7.085 PCR para el diagnóstico de Covid-19 y validado 3.168 pruebas rápidas, a día hoy son 67.000 las PCR hechas por los profesionales de este laboratorio, 21.500 los test rápidos validados y 33.000 las pruebas de detección serológica analizadas. Cifras que dan una idea del volumen diario que ha tenido este departamento, que llega a realizar un volumen mínimo de 1.000 PCRdiarias.
La propia jefa del Servicio de Microbiología, Caridad Sainz de Baranda, farmacéutica de profesión, reconoció que «todo ha sido una carrera para ir implementando nuevas técnicas y casas comerciales con el fin de poder dar salida a la gran demanda inicial que teníamos, porque el gran problema que hubo es que a nivel mundial se produjo una rotura de stock y aunque pedíamos no nos servían, lo mismo pasó con los reactivos y con los aparatos para determinar los diagnósticos de los pacientes».
Esta segunda oleada de casos de coronavirus se afronta con la tranquilidad de contar con un estocaje de reactivos para dos meses, así como de más de 45.000 PCR y de reactivos de extracción. Otra de las mejoras introducidas en este Servicio para mejorar la rapidez y agilidad con la que se lleva a cabo todo el proceso, es la incorporación de un robot, que puede llegar a realizar hasta 1.000 PCR diarias (además de las 500 que se hacen por la vía convencional); junto al refuerzo que ha sufrido la plantilla de este Laboratorio de biología molecular, que de dos facultativos ha pasado a tener cuatro sólo para Covid-19 y de tres técnicos especialistas de laboratorio (TEL) se  llegará el próximo mes de octubre a los nueve, con la incorporación a la rutina diaria de jornada de un turno de noche, además del soporte en torno de mañana de una enfermera y otro técnico del Laboratorio de Serología y el apoyo del resto de facultativos de la plantilla (10), lo que permitirá sacar más rendimiento y poder llegar a resolver de 1.500 a 2.000 PCR diarias si la presión asistencial así lo determina.
 Con la compra de este robot llamada Panther, que no es otra cosa que un autoanalizador de biología molecular, y el aumento de un turno de trabajo en la noche, el Laboratorio de Microbiología podría llegar a analizar 1.000 pruebas con este sistema automatizado y otras 500 más por el sistema convencional. El plan de contingencia contempla el caso de necesidad la utilización de otro autoanalizador que hay en el Servicio de Anatomía Patológica, con capacidad para resolver otras 1.000 pruebas diagnósticas diarias en los tres turnos de trabajo.

(Más información en edición impresa).