scorecardresearch
Editorial

La mayoría de los AVE de Albacete empezarán a parar en Chamartín

-

Renfe hizo pública ayer la reorganización de servicios de Alta Velocidad entre Albacete y Madrid. El resultado es que sólo el 20% de los servicios tendrá como destino final la estación de Madrid Puerta de Atocha, mientras que el 80% restante irá a parar a Madrid Chamartín Clara Campoamor. Solamente los AVEcon trayecto Madrid-Albacete-Alicante-Orihuela permanecerán como hasta ahora, que está programado que salga de la capital manchega a las 13,29 y a las 21,22 horas. Renfe anunció que hará efectivo el cambio el próximo 13 de septiembre, en plena Feria. La razón no es otra que la reorganización del corredor de Levante, que también provocará que en diciembre la mayor parte de los servicios entre Madrid y la Comunidad Valenciana tengan final en la estación de Madrid Chamartín Clara Campoamor.

A los usuarios recurrentes del servicio AVE entre Albacete y Madrid no les hizo mucha gracia el cambio, porque cada una de las estaciones están ubicadas en lugares bastante alejados, con lo que después tendrán que desplazarse en transporte urbano -taxi, autobús o metro- para poder llegar a sus destinos finales y esta circunstancia genera molestias y gasto. El cambio, ya lo anunció Renfe cuando hace unos meses La Tribuna de Albacete adelantó la noticia, no es puntual, ni para unos meses siquiera, es para años.

Una vez más, Albacete vuelve a ser perjudicada en cuanto a transporte ferroviario se refiere. De ser un nudo ferroviario estratégico, la ciudad, y sus habitantes, vuelven a quedar un poco más relegados si cabe, por la gestión de Renfe. Ayer, Carmen Picazo, la lideresa de Ciudadanos, se manifestó en contra del cambio de estación, por generar «inconvenientes» a los viajeros.

Habrá que seguir muy de cerca la evolución de las obras ferroviarias en Madrid y las distintas reorganizaciones de servicios que a buen seguro se llevarán a cabo para conocer si la comunicación férrea entre el sureste español (Albacete, Alicante y, se espera que pronto, Murcia) y Madrid es discriminada o no en favor de otras líneas similares.

Albacete no puede seguir dormida mientras las comunicaciones desaparecen poco a poco. Sus políticos tienen la responsabilidad de reclamar ante las instituciones y de garantizar a sus convecinos unos servicios de calidad. Hace años que las frecuencias ferroviarias con Valencia se redujeron drásticamente, lo que limitó las relaciones entre la capital del Turia y Albacete -que se lo digan a los jóvenes albacetenses que estudian allí, por ejemplo-. Si ahora se suman mayores inconvenientes al servicio AVE con Madrid, los que verdaderamente perderán serán los ciudadanos.

Podemos seguir hablando de las comunicaciones por carretera, con la A-32 como ejemplo de dejadez, pero eso es harina de otro costal.