scorecardresearch

Un 'Vaccaro' en el Bonillo

A.G.
-

Una investigación de Alejandro Jaquero atribuye al pintor napolitano la autoría de la 'Magdalena penitente' de la Iglesia de Santa Catalina

Imagen del cuadro de la Magdalena Penitente. - Foto: L.G.S.

Una investigación de Alejandro Jaquero Esparcia, investigador posdoctoral del Departamento de Historia del Arte de la Facultad de Humanidades de Albacete, ha permitido atribuir autoría a la hasta ahora anónima Magdalena penitente que se conserva en el Museo Parroquial de la Iglesia de Santa Catalina en El Bonillo. Ese trabajo de cerca de dos años, aún en proceso de revisión académica y que será publicado próximamente, llevó a relacionar la obra con Andrea Vaccaro, un relevante pintor napolitano del siglo XVII.

El germen del descubrimiento estuvo en la preparación del seminario Patrimonio artístico y religiosidad popular en Castilla-La Mancha (s. XVI-XIX) Enfoques interdisciplinares en torno a la villa de El Bonillo, celebrado el pasado fin de semana, tal y como explicó a La Tribuna el propio Jaquero, acompañado de Silvia García Alcázar, profesora de Historia del Arte en su facultad y compañera en el Grupo de Estudios de Literatura y Arte (LyA); Lorenzo Fernández García, investigador colaborador con el Seminario de Historia Social de la Población; y Pedro Antonio Patricio Bellón, presidente de la cofradía del Santísimo Cristo de los Milagros.

Fue en ese encuentro académico en el que se anunciaron por primera vez los resultados de la investigación, iniciada, según indica Jaquero, «cuando Lorenzo nos embarcó en la idea de hacer una publicación interdisciplinar» de la parroquia bonillera, de la que se conoce sobre todo la obra El Cristo abrazado a la Cruz, de El Greco, «pero que alberga más cuadros que no dejan de ser importantes y merecían de un mayor conocimiento».

La «calidad artística» de esa Magdalena llamó la atención del investigador y le llevó a centrar en ella un largo proceso «en el que estuve cerca de perder la esperanza». Estudios anteriores la vinculaban con la pintura flamenca, aunque no se descartaba que fuese del sur de Italia, «a donde finalmente llego porque veo vínculos con la pintura de Guido Reni», quien influyó la obra de Vaccaro.

La composición del cuadro fue otro factor determinante, «porque hay muchos modelos de Magdalenas diferentes, pero esta es una variante de la que no se conserva ninguna en España hasta ahora». Jaquero pudo relacionarla con otras pinturas de Vaccaro, localizadas en casas de subastas de Madrid y Milán, y finalmente descubrir que esa hipótesis iba más allá de «una suposición a través del estudio, porque encontramos la firma de Vaccaro, un anagrama muy característico, en la parte inferior».

Con todo ello, y a la espera de esa publicación que también formará de una monografía sobre el templo bonillero, el investigador destaca que «hemos llegado a un descubrimiento interesante porque vuelve a situar a Albacete en una zona de tránsito de la cultura de originales y copias de la pintura italiana y a la colección pictórica de El Bonillo como una de las más relevantes de las visitables en la provincia, que continúa enriqueciendo sus fondos merced a la importante labor que realizan las hermandades religiosas a la hora de demandar imágenes propias o patrocinar otras».

(Más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)