scorecardresearch

Amor real por la música

A.S.
-

La Reina Sofía, gran melómana, mostró su admiración por intérpretes como Rostropovich

Miroslav Rostropovich y la Reina Sofía.

Y no es extraño que S.A.R. la Princesa, Leonor de Borbón y Ortiz, tenga entre sus aficiones tocar el violonchelo, uno de los instrumentos más bellos en repertorio y en capacidad de conmover, por la relación que su abuela, la Reina Dª Sofía, mantuvo con el gran violonchelista ruso Mstislav Rostropovich (1927, Bakú- 2007, Moscú), uno de los grandes intérpretes que dio la URSS, colega de pianistas como Sviatoslav Richter. Lo mejor de lo mejor.

Rostropovich manifestó un gran amor por España, con palabras como las que manifestaba la agencia EFE en el día de su fallecimiento, el 27 de abril de 2007 poniendo en boca del chelista refiriéndose a nuestro país «...Aún en tiempos de Franco visité muchas veces España, así que he tenido la oportunidad de ver cómo fue cambiando la vida del maravilloso pueblo español, cómo paulatinamente fue quedando atrás la división y cómo España se fue cohesionando bajo las consignas de amistad y fraternidad».

La semana pasada hablamos con admiración del Olimpo de los pianistas que han sido laureados en el Concurso Chopin de Varsovia, un producto más de la órbita propagandística soviética en su día, ... y qué suerte, mirando la corriente realidad de hoy, que un sistema gubernamental (fuera dictatorial o totalitario) considerase como elemento propagandístico la excelencia de las artes y el deporte. ¡Qué bien ...por lo que han aportado a la historia de la música! Tanto en interpretación como en composición y docencia.

No entramos en detalles de cuántas personas quedaron en el camino, machacadas por la crueldad de un sistema selectivo sin escrúpulos para sacar «lo mejor». Hay quien prefiere, al menos en apariencia, un sistema más mediocre y una vida más supuestamente feliz. En cualquier caso, lo lamentable es el extremo opuesto: que nadie en el sistema de gestión tenga formación ni criterio para discernir la calidad, y a quien sí lo tenga se le considere... eso es un delito para la sociedad, y pasa aquí.

S.M. la Reina Dª Sofía ha sido desde siempre un referente para la Música. La ha apoyado manifiestamente en ocasiones, en general, y particularmente en casos como su admiración y apoyo al violonchelista ruso que hoy traemos a La Tribuna Musical. Estuvo presente en su funeral en Moscú, como gesto de despedida bien valorado por su viuda, y, seguro, por el alma, que tan bien supo apreciar, creadora de tal cantidad de belleza y calidad con su violonchelo, Mstislav Rostropovich.

Tanto la Reina de España como el Rey del Violonchelo, se profesaron mutuo afecto. Entre los seguidores más fieles Rostropovich siempre estaba la Reina, que le acompañó en muchos de sus conciertos, dentro y fuera de España. En el palco del Palacio de la Ópera de Moscú, en mayo de 2005, en las bodas de oro del violonchelista y la soprano Galina Vishnevskaya, allí estaba Doña Sofía, como también lo estuvo en los conciertos más emotivos de Rostropovich:  de exilio.

(Más información en la edición impresa o en la APP https://latribunadealbacete.promecal.es)