El CP Villarrobledo abre la veda en Melilla

Juan Carrizo
-

El ilusionado conjunto manchego visita a todo un clásico de la categoría para arrancar la nueva temporada, en un partido que se disputará a las 12 horas y sin aficionados

Pablo García pugna con un rival durante un partido de la pasada campaña. - Foto: Rubén Serrallé

Difícil es el inicio de temporada que le ha tocado al CP Villarrobledo, pero aún así ha viajado hasta Melilla con toda la ilusión el mundo para disputar un partido «sin complejos» en esta nueva campaña en la que tiene una segunda oportunidad en Segunda División B.
La pandemia y el confinamiento cerró antes de tiempo una campaña en la que el debutante CP Villarrobledo lo estaba pasando francamente mal. Con muchos problemas de lesiones, varias de larga duración, el equipo ocupaba la última plaza del grupo y, aunque quedaban puntos en juego para pensar en la salvación, la dinámica no era precisamente como para mostrarse positivo.
El cierre de la temporada  sin descensos le otorgó al equipo una segunda oportunidad en la categoría de bronce, para la que se ha preparado con un cambio casi total y muchas novedades. Con el club en pleno crecimiento, con la formación de una cantera, un filial y mucho trabajo por parte de los hermanos Berni y Alfonso de la Cruz, el CP Villarrobledo realizó una profunda renovación en su plantilla, incluido el banquillo, donde Jesús Castellanos tenía contrato pero se decidió prescindir de sus servicios.
El club trajo a Edu Pérez, que dirige al equipo junto a Miguel Aroca, y ha montado una plantilla con 21 jugadores en las que ha mezclado la experiencia y veteranía de algunos fichajes con la juventud y proyección de otros, como el canterano del Albacete Fer Navarro, manteniendo algunos pilares como Nacho Huertas, Pablo García o Rubén Sánchez.

 

(Más información en la edición impresa)