scorecardresearch

La madre de Raúl Molina pide justicia 18 años después

Josechu Guillamón
-

El albacetense fue encontrado en el maletero de su coche, al que habían pegado fuego, con tres tiros en el cuerpo, en la localidad conquense de Montalbo

Imagen de Antonia Romero, con la foto de su hijo, Raúl Molina. - Foto: Arturo Pérez

El 4 de marzo de 2004, hace hoy 18 años, Raúl Molina se iba de su casa de Pozo Cañada, en la que vivía con su novia, en dirección a Albacete y llamaba a su madre, Antonia Romero. «Me llamó a las tres y cuarto de la tarde, que venía a mi casa, pero nunca llegó».

Al día siguiente la novia de Raúl llamó a Antonia Romero, para saber si había dormido en su vivienda, porque no había aparecido en su domicilio. Las dudas sobre su paradero no tardaron en esclarecerse, ya que ese mismo 5 de marzo su cadáver, que había recibido tres tiros, era encontrado en el maletero de su propio vehículo que había sido incendiado para evitar dejar cualquier rastro, en Montalbo (Cuenca).

Sin resolver. A pesar de los 18 años que han transcurrido desde el crimen, el caso sigue sin resolver, como comenta Antonia Romero. «Se cumplen 18 años de la muerte de mi hijo y estamos igual que el primer día y supuestamente, la Guardia Civil de Cuenca sabe quiénes fueron, porque me dijeron que habían llevado todo lo que habían averiguado y que supuestamente sabían quienes eran, pero allí en el Juzgado de Tarancón no quieren levantar el secreto de sumario». 

Algo que la madre de Raúl Molina, que sólo quiere que se haga justicia, no logra entender. «Yo quiero justicia, nada más, no quiero dinero, ni quiero nada, sólo quiero que los criminales paguen por lo que han hecho, porque ahora mismo están sueltos».

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete https://latribunadealbacete.promecal.es