Feijóo, un poder de cuatro décadas

Agencias-SPC
-

El PP busca mantenerse al frente de la Xunta tras el paso por las urnas, donde ha salido ganador siempre en Galicia desde 1981

Feijóo un poder de cuatro décadas - Foto: Marta Vázquez RodrÁ­guez

El PP ha sido el partido predominante en el poder en Galicia desde los primeros comicios regionales, celebrados en 1981, cuando la formación entonces denominada Alianza Popular derrotó a la UCD, cuyo candidato y presidente preautonómico, José Quiroga, quedó marcado por su desafortunada frase: «Que UCD pierda la mayoría sería casi como cambiar el rumbo del Amazonas».
Diez elecciones regionales se han celebrado desde entonces y todas y cada una de ellas han sido ganadas por los populares -o su partido matriz, Alianza Popular (AP)-, lo que no siempre le ha reportado, sin embargo, el poder en San Caetano. La primera vez que la formación conservadora estuvo fuera del poder fue durante la segunda legislatura (entre septiembre de 1987 y febrero de 1990), cuando una moción de censura encabezada por el socialista Fernando González apartó a Xerardo Fernández de la Presidencia. En diciembre de 1989, la candidatura de Alianza Popular encabezada por Manuel Fraga logró la primera de sus cuatro mayorías absolutas (le siguieron otras, ya al frente del PP, en 1993, 1997 y 2001), el mismo récord que persigue el presidente de la Xunta y candidato del PP a la reelección en 2020: Alberto Núñez Feijóo.
Fraga ganaría de nuevo las elecciones en 2005, sin embargo, se quedó a un diputado de lograr su quinta mayoría absoluta y la coalición encabezada de nuevo por un socialista, Emilio Pérez Touriño, junto con el BNG, se mantuvo en el poder desde agosto de 2005 hasta abril de 2009.
Si Xerardo Fernández Albor consiguió contra todo pronóstico el triunfo conservador en 1981, no menos sorprendente fue en 2009 la victoria de Alberto Núñez Feijóo, un funcionario de la administración autonómica que había hecho carrera en Madrid en puestos técnicos en los gobiernos de José María Aznar, primero al frente del Insalud y posteriormente de Correos. Tras renunciar, entre otros cargos, a ser consejero de Sanidad de Madrid con Esperanza Aguirre, el actual presidente gallego aterrizó de nuevo en la política regional en 2003, tras una crisis de gobierno que acabó con la carrera política del entonces todopoderoso José Cuíña.


Cuarta victoria

En 2020, el líder popular aspira a lograr su cuarta mayoría absoluta el próximo 12 de julio, lo que llevaría a su partido (PP) a los 37 años en el poder (de los 43 de autonomía), algo prácticamente inédito en la política española y europea. En la cita del 12 de julio el PP ha decidido concurrir también en solitario por decisión de su mandatario regional y candidato a los comicios, que declinó ya en febrero la oferta de ir coaligado con Ciudadanos, partido prácticamente irrelevante en Galicia, donde tiene 34 concejales en total, pese a las presiones tanto de Inés Arrimadas como de las preferencias de Pablo Casado.
Por su parte, y al igual que ya sucediera en 2005, los distintos partidos de izquierdas con opciones de entrar en el Parlamento gallego en esta ocasión -PSdeG, Galicia en Común-Anova y BNG- sueñan con lograr un resultado similar al de aquel año -sumar, al menos, 38 diputados entre las tres fuerzas- que les permita colocar a uno de sus representantes al frente del Gobierno gallego. Los distintos comicios celebrados a lo largo de 2019 en Galicia -dos elecciones generales, unas municipales y unas europeas- han dejado la sensación de que tienen al alcance de la mano lograr ese objetivo, ya que tanto en las estatales como en las locales han conseguido -en conjunto- pasar la barrera del 50 por ciento de sufragios. Sin embargo, ya en 2009, sumaron más en votos y en porcentaje que el rival, pero el reparto de diputados autonómicos permitió al PP permanecer en el poder por un solo escaño.