scorecardresearch
Pilar Cernuda

CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Feijóo y Cataluña

19/09/2022

Exitazo para los organizadores de la manifestación de Bsrcelona. exigía que se respete la enseñanza en castellano. Desgraciadamente no servirá para mucho. Los independentistas, con la Generalitat a la cabeza, la han prohibido en los colegios, en la línea son lo que defienden desde hace años y, además, para dejar así bien claro que no les importan las sentencias judiciales. No las cumplen. Solo respetan la justicia española cuando recurren a ella para que se pronuncien sobre un asunto que les afecta, generalmente cuestiones relacionadas con la política … o con el dinero.

Lo más triste de esa decisión de eliminar la enseñanza del castellano es que el PSC, partido hermano del Psoe, por no decir que es lo mismo que el Psoe, se ha colocado en el mismo bando que los independentistas, lo que dice mucho del sentido constitucional de su máximo dirigente, Salvador Illa … y del propio presidente de gobierno, que no ha pronunciado una sola palabra de respeto a los muchos catalanes que quieren ser tratados como el resto de los españoles y aprender la lengua común. Sánchez, y medio gobierno, hace pocos días acudían a la presentación del libro de Illa, con lo cual dejaban claro su respaldo al ex ministro, incluida su aceptación de no respetar la sentencia judicial sobre la obligatoriedad de que el 25 por ciento de las clases se impartan en castellano.

Los ojos se han clavado en Alberto Núñez Feijóo. Los organizadores, la Plataforma Escuela para Todos, que cuenta con el respaldo del PP, Vox y Ciudadanos, quería que se sumara a la manifestación, pero el presidente del PP se excusó desde el primer momento. Ese día intervenía en Toledo ante sus diputados, senadores, eurodiputados y parlamentarios autonómicos , reunión que se clausuraba precisamente el domingo con su intervención en la que, después de dos días de trabajo, expondría las líneas a seguir de cara a las próximas elecciones. Trabaja al que dedica todas las horas del día, con especial dedicación precisamente a Cataluña.

Por muchas razones. Más allá de su defensa del castellano, bien conocida porque no hay entrevista en la que no haya cargado contra el independentismo y haya acusado a Sánchez de darle alas, posición que ha reiterado en Toledo, sabe perfectamente que Cataluña aporta 48 diputados al Congreso. Es decir, que si el PP no incrementa sensiblemente su representación actual, será difícil que Feijóo se convierta en presidente de gobierno.

Pudo hacer el esfuerzo de acudir a Barcelona, pero consideró que su lugar estaba en Toledo, una cita importante. Por si alguien dudaba de defensa de la lengua española y su exigencia de que se cumplan las sentencias judiciales, envió a la manifestación a la secretaria general PP, la persona más relevante de su partido después de él mismo.

¿Debería Feijóo haber acudido a la manifestación de Barcelona? Quizás sí. ¿No hacerlo significa que no le preocupa la mala vida que da el independentismo a los catalanes que se sienten españoles? Rotundamente no.