scorecardresearch

«Sabemos lo que hizo el PP de Cospedal, Vox sería un acelerador»

Javier D. Bazaga
-

Este sábado el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, visita Toledo para mostrar su apoyo a la gestión del Ejecutivo de García-Page en este curso que acaba de comenzar

«Sabemos lo que hizo PP de Cospedal, Vox sería un acelerador» - Foto: Yolanda Lancha

Aseguran estar centrados en la gestión en este momento de incertidumbre y con un otoño muy difícil para los ciudadanos a la vuelta de la esquina, pero muchos movimientos en los partidos políticos se leerán a partir de ahora en clave electoral.

Este sábado el presidente del Gobierno de España, Pedro Sánchez, visita Toledo para mostrar su apoyo a la gestión del Ejecutivo de García-Page en este curso que acaba de comenzar.

Comienza un nuevo curso pero no uno cualquiera. Es año electoral. ¿Cómo lo afrontan en el PSOE?

Con la responsabilidad de seguir gobernando en un periodo de incertidumbre. No vamos a entrar en clave electoral hasta las elecciones, los ciudadanos esperan de nuestros gobiernos que estemos pendientes de sus problemas y de sus inquietudes para que las cosas vayan bien. La gente sabe que hay incertidumbre por la crisis energética, los precios o la electricidad por la guerra en Ucrania, pero quieren que su Sanidad, Educación y Servicios Sociales vayan bien, y en eso nos vamos a centrar para que no haya recortes, que no se destruya empleo sino que se cree. Frente a la incertidumbre ofrecemos seguir mejorando Castilla-La Mancha y sus servicios públicos.

¿Es imposible llegar a acuerdos con el PP de la región? El PP les propuso ayer un acuerdo económico para hacer más llevadero a los ciudadanos este otoño e invierno que se prevé difícil.

La pregunta debería ser la inversa: ¿por qué en todos los acuerdos que se han firmado en la legislatura entre el Gobierno con empresarios, sindicatos, organizaciones sociales, agrarias y ecologistas, ha faltado siempre el PP? Que en el último minuto de legislatura el PP ofrezca un pacto cuando no se ha querido unir a uno ya firmado por todos llama poderosamente la atención. Siempre ha faltado el PP y nosotros somos un gobierno serio, no podemos pactar sobre la ocurrencia.

Paco Núñez pide que eliminemos el impuesto sobre hidrocarburos que no depende de nosotros, sino de la Unión Europea. O el impuesto de patrimonio para contener la inflación, que en la región pagan 3.000 personas de dos millones que somos, y que tienen un patrimonio superior a un millón de euros, que hasta esa cifra están exentos. Hay que ser serios, porque la situación lo es, y eso es tomar por tontos a los castellano-manchegos.

Su planteamiento se basa en una bajada generalizada de impuestos. ¿Ni se lo plantean?

Aquí hay dos impuestos propios que recaudan dos euros por habitante. Y en Galicia tienen seis impuestos que recaudan 36 euros. Una bajada generalizada de los impuestos en la región se antoja difícil cuando ya tenemos de los impuestos más bajos. Pero Núñez pide que Page baje los impuestos europeos y nacionales, y eso es tomar por tontos a los ciudadanos.

Pero al tiempo que él dice que bajaría los impuestos hay que ver lo que ha hecho en Castilla-La Mancha: ha votado en contra de suprimir el canon del agua. Ha votado en contra de quitar las 20 tasas que puso Cospedal y que ha quitado Page. Ha votado en contra de nuevas deducciones como los gastos en guarderías. Ha criticado las deducciones por vivir en el medio rural. Y hacer eso me parece incoherente.

Paco Núñez critica mucho la actitud de Emiliano García-Page frente a Pedro Sánchez, llegando a compararlos. ¿Son lo mismo?

Es la única promesa electoral de Núñez. No tiene un proyecto serio para Castilla-La Mancha al margen de echar a Page y a Sánchez, y eso no es un proyecto político sino un deseo personal. El problema es que la última vez que el PP de Castilla-La Mancha quiso confundir a los castellano-manchegos para que pensaran que votando en la región se podía resolver el gobierno de Zapatero, se nos coló Cospedal, y lo que sucedió es que se destruyó empleo, se cerraron consultorios, colegios, perdimos personal sanitario y paralizaron los hospitales nuevos. La última vez que Castilla-La Mancha cayó en la trampa de confundir la política nacional con la regional, se nos coló Cospedal y destrozó Castilla-La Mancha. Nadie confía en él, y por eso quiere que en mayo la gente vote pensando en Feijóo en vez de en él, confía en Feijóo más que en él mismo. Por eso se trata de ver quién tiene más capacidad de defender la región y hacerla progresar.

Mañana recibimos en nuestra tierra al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. ¿Viven Ferraz y Santa María la Blanca un momento dulce?

Vivimos una constante en la federación de esta región, desde Felipe González a Zapatero y Pedro Sánchez ahora, y es que siempre hemos puesto por delante los intereses de nuestra tierra a los intereses del partido. Vivimos el momento de defender las políticas sociales del Gobierno de España, que son muy ambiciosas, y defendemos que se esté invirtiendo más, de cada euro que se invertía en la región con Rajoy con Sánchez se invierten cinco. Pero en Ferraz y Moncloa entienden que aquí defendemos los intereses de nuestra tierra, para reducir los trasvases en 100 hectómetros cúbicos al año, para conseguir fondos extraordinarios en la lucha frente al Covid, o lo defendemos para que la caza quede excluida de la Ley de Bienestar Animal.

Pero hay fricciones. Las hemos visto con la ministra Belarra y el decreto de residencias, con Garzón y la carne, esa ley de Bienestar Animal… ¿Es Podemos un problema para nuestra tierra?

Podemos no es un problema porque no es una realidad, no está presente en la realidad política de nuestra tierra. Pero vemos las cosas diferentes a los ministerios de Podemos porque tienen una mentalidad muy 'urbanita' que choca con la realidad rural de Castilla-La Mancha. No conocen y no tienen en cuenta la dispersión, el envejecimiento, las tradiciones que están muy arraigadas… Y ahí hay fricción. Pero no se trata de siglas, se trata de identidades y mientras Page sea el presidente, sean cuales sean las siglas, el PSOE de Castilla-La Mancha estará en primera linea de defensa de los intereses de la región.

¿Habrá alguna petición a Sánchez en este sentido?

Las hay todos los días. El jueves para la exclusión de la caza de la Ley de Bienestar, hemos conseguido reducir los trasvases, se han aumentado las inversiones…

La diferencia es que Cospedal puso Castilla-La Mancha al servicio de Génova, se invertía menos y no teníamos voz propia. Ahora se nos oye más, se invierte más y tenemos voz propia. Lo vamos a conseguir con la Ley de Bienestar Animal, con las ocupaciones ilegales y estoy convencido de que daremos pasos importantes en materia hídrica en los próximos meses.

¿Les preocupa que PP y Vox puedan aliarse para gobernar Castilla-La Mancha?

Bueno, es una realidad. Pero lo que dicen las encuestas es que Núñez no va a ganar las elecciones, y que el favorito, por estabilidad y la confianza que ofrece, es García-Page. La única posibilidad de Núñez es gobernar con Vox, y es una posibilidad, pero no depende tanto de Núñez sino de la fuerza que tenga Vox. Por eso la elección será entre Page y Núñez con Vox. Es decir, las políticas de Cospedal elevado a Vox. Por eso es más importante que nunca la moderación y creer en el regionalismo sano que defiende Page frente las ocurrencias de Núñez elevadas a la radicalidad.

¿Sería peor un parlamento con Vox en lugar de Ciudadanos?

Peor que con Cospedal no se puede ir. Sabemos lo que hizo el PP de Castilla-La Mancha en el Gobierno, el problema es que Vox sería un acelerador.

Han gobernado en la autonomía con Podemos y ahora en muchos municipios con Ciudadanos. ¿Cuál es su balance?

Que en un caso y en otro han predominado el 99,9% de las políticas del PSOE, y eso es lo que valoran los ciudadanos. Pueden entender que haya gobiernos de coalición, pero quieren un liderazgo claro y que no haya vaivenes. Y se nota que el rumbo de la región lo ha llevado el PSOE.

¿Tienen las candidaturas preparadas?

Tenemos a todos los alcaldes y alcaldesas, y si ellos quieren repetir tendrán el respaldo de la dirección regional del partido. Pero nuestros alcaldes y el gobierno regional estarán hasta el último minuto pendientes de gobernar y no de las listas.

¿Será García-Page el candidato a la Comunidad?

El PSOE le ha pedido por unanimidad que sea el candidato, y lo que él ha respondido es que de momento es el presidente, y que está pendiente de gobernar en un momento de incertidumbre. Personalmente espero que lo acepte.

¿Temen algún tipo de intervencionismo por parte de Ferraz?

Ninguno.