scorecardresearch

El Rayo sigue como bestia negra del Espanyol

EFE
-

Palazón y Pathe Ciss firman los goles vallecanos (0-2). El partido estuvo marcado por las expulsiones del perico Sergi Gómez y del visitante Florian Lejeune en la primera parte

El Rayo sigue como bestia negra del Espanyol - Foto: Alejandro García

El Rayo Vallecano se impuso por 0-2 al Espanyol en el RCDE Stadium en la segunda jornada de LaLiga Santander gracias a los goles de Isi Palazón y Pathé Ciss, en un partido que estuvo marcado por las dos expulsiones que hubo en el primer tiempo, Sergi Gómez para los catalanes y Florian Lejeune para los madrileños.

Así, el Rayo ya acumula cinco partidos oficiales consecutivos sobre el Espanyol y se consolida como una de sus bestias negras. Los enfrentamientos del curso pasado en Primera División terminaron con triunfos de los de Vallecas por 0-1 y 1-0. La temporada 2020-2021, en Segunda, el Rayo se impuso por 2-3 y 1-0.

Diego Martínez tan solo introdujo un cambio en el once titular respecto a la primera jornada, con la entrada en la medular de Edu Expósito, que se estrenó como jugador blanquiazul en Balaídos con un gol, en detrimento de Fernando Calero. De todas maneras, éste acabaría saliendo en el primer tiempo para reestructurar el equipo tras la expulsión de Sergi Gómez.

Por su parte, Andoni Iraola repitió el mismo once que inauguró la Liga con un empate ante el Barcelona en el Spotify Camp Nou. Así, el joven Sergio Camello volvió a sentar al veterano Radamel Falcao en la punta del ataque de los madrileños. Precisamente, Camello forzaría la expulsión del Espanyol aunque tuvo mucha participación.

El primer aviso del conjunto blanquiazul llegó en el minuto 11, cuando Nico Melamed fue el encargado de chutar una falta desde la frontal del área que se marchó a córner. De ahí nació una inmejorable ocasión de gol, ya que el saque de esquina lo prolongó Leandro Cabrera al segundo palo, donde apareció para rematar de cabeza a bocajarro Sergi Gómez, quien no encontró portería por muy poco.

El Rayo se salvó de ese primer golpe, pero en el minuto 17 no pudo salvarse de otro que le pudo haber condicionado el resto del partido. En ese momento, Florian Lejeune fue expulsado por doble tarjeta amarilla al dar un golpe con el brazo en la cabeza de Joselu en un salto por el balón. A pesar de los aspavientos de Iraola, el VAR no entró a valorar la acción. El técnico reconstruyó al equipo ubicando a Pathé Ciss como central.

Pero el panorama no tardó demasiado en aligerarse para el Rayo, ya que en el minuto 30 el árbitro expulsó con roja directa a Sergi Gómez después de consultarlo en el VAR por dar un golpe en la cara a Sergio Camello en un forcejeo. El central blanquiazul abandonó el terreno de juego entre un sinfín de protestas.

Así, las fuerzas se igualaron y en el primer disparo a puerta del Rayo en todo el partido, en el minuto 40, Isi Palazón hizo el 0-1 con un disparo de rosca desde la frontal del área tras combinar con Unai López en un saque de falta ensayado.

Menos agitado fue el segundo tiempo, que poco a poco fue acomodándose para el Rayo. En el minuto 59, prácticamente sentenció el encuentro cuando Pathé Ciss remató a placer completamente solo para hacer el 0-2 tras un pase de Alvaro García desde la banda izquierda en una jugada en la que el conjunto de Iraola trianguló a la perfección.

Diego Martínez intentó reactivar al Espanyol con la entrada de Javi Puado, que regresó tras superar sus molestias en el sóleo. Justo después, en el 65, Edu Expósito dispuso de una gran oportunidad para recortar distancias, pero su disparo lejano se estrelló en el palo izquierdo de la portería de Dimitrievski.

Y, en el 82 y el 90, Javi Puado también se encontró dos veces con el palo, primero con el derecho y después con el izquierdo, tras dos remates de cabeza. Pero el Espanyol, falto de ideas y de jugadores de refresco con nombre, ya no logró darle vida al partido.

Con este triunfo, el Rayo suma cuatro puntos tras haber visitado el Spotify Camp Nou y el RCDE Stadium. Por su parte, el Espanyol se queda con un punto, el que logró en Balaídos en la primera jornada, a la espera de reforzar el equipo en lo que queda de mercado de fichajes.