Cerca de 300 residencias se beneficiarán de las ayudas COVID

J. M. Loeches
-

La consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, confirmó que la semana que viene comenzará el pago de una partida de dos millones de euros para compensar parte del gasto en material sanitario

Cerca de 300 centros residenciales se beneficiarán de las ay - Foto: David Esteban

La semana que viene, el Gobierno regional comenzará a abonar a las residencias beneficiarias de la convocatoria de Ayudas Económicas COVID para centros residenciales de Castilla-La Mancha. En total, serán 290 las residencias que percibirán cantidades entre 3.200 y 9.200 euros, según su número de residentes. Según explicó la consejera de Bienestar Social, Aurelia Sánchez, ayudará a cubrir en parte el gasto que se ha generado en material de protección y en profesionales de refuerzo. «Una pequeña contribución que se hace necesaria», dijo. En total, se recibieron más de 300 solicitudes.
Sánchez aprovechó la comparecencia para dar otro dato más. Y es que, en las previsiones del Ejecutivo regional aparecen está que 25.000 familias se beneficien de prestaciones económicas durante este 2020. De hecho, aseguró que ya ha atendido y abonado 17.000 prestaciones económicas a familias de la región, una cifra que se va a incrementar hasta el mes de diciembre.
La consejera ofreció números detallados de las diferentes prestaciones que ofrecen desde el Gobierno. Así, son 1.432 partidas corresponden a ayudas del Ingreso Mínimo de Solidaridad que se están prestando actualmente, mientras que 6.401 han ido a parar a familias que han solicitado las Ayudas de Emergencia Excepcional COVID-19, dotadas con 15 millones de euros. Asimismo, hasta 2.621 han llegado los beneficiarios de las prestaciones de Ayuda a la Pobreza Energética, mientras que 1.396 familias se han acogido a las Ayudas de Emergencia Social. Hay que resaltar que esta convocatoria permanece abierta y que durante los últimos meses se ha incrementado a más de un millón y medio de euros. Se ha distribuido ya de manera provincializada, para alcanzar a 1.500 familias más. Finalmente, Aurelia Sánchez comentó que 5.348 familias reciben ya la prestación del Ingreso Mínimo Vital en Castilla-La Mancha, con una previsión de alcanzar las 10.000 en los meses que restan para concluir el año.
Desde su punto de vista, son aportaciones que «no son suficientes para sacar a una familia de la exclusión social, ya que se necesita también ayuda profesional». Precisamente, para reforzar esa vía, la consejera anunció la entrada en funcionamiento de 77 equipos técnicos de inclusión, con más de 130 profesionales, como apoyo a los técnicos de atención primaria.
Finalmente, la consejera del área  añadió que no solo se van a incrementar las ayudas sino que el Gobierno regional tiene el compromiso de agilizar los trámites, con el objetivo de evitar las duplicidades y  garantizar un sistema equitativo.