scorecardresearch

La plantilla del Decolor FG La Roda queda casi cerrada

C. Guzmán
-

El club anunció la incorporación del alero dominicano Jhery Matos y del ala-pívot estadounidense Ramel Tompkings

Jhery Matos lanza a canasta en una imagen de archivo. - Foto: CP La Roda

El alero internacional dominicano Jhery Matos y el ala-pívot Ramel Tompkings dejan casi configurada la plantilla del Decolor Fundación Globalcaja La Roda para la temporada 2022-2023 que comenzará de manera oficial en Salamanca ante La Antigua CB Tormes el próximo 8 de octubre. 

Matos, de 26 años, 196 centímetros y 88 kilos, desarrolló gran parte de su carrera en Estados Unidos donde jugó en Florida, Monroe, Dayton y Charlotte de 2016 a 2021 antes de recalar el pasado año en el CB Mi Arquitecto Benicarló de LEB Plata, promediando 8,6 puntos y 4,3 rebotes en 22 minutos de partido.

«Es una incorporación muy importante para nosotros con una calidad de juego que ya quedó patente en Benicarló, segundo clasificado en el Grupo Este en 2022, y este verano defendiendo la camiseta de su país», comentó Antonio Moya, entrenador del Decolor Fundación Globalcaja La Roda. «Por sus condiciones físicas, nos ayudará tanto en la posición de escolta como en la de alero, además de ser de una baza importante en defensa y en el rebote. Matos será uno de los jugadores que lleve el peso anotador del equipo», añadió.

El noveno fichaje es el estadounidense Ramel Tompkings, de 26 años 2,01 metros. Formado durante cuatro años en la universidad de USC Upstate (NCAA D1), debutó como profesional en el Spisska Nova Ves de Eslovaquia en la campaña 2019-2020. Dos años más tarde recaló en el CB Sant Antoni Ibiza de LEB Plata, donde jugó una media de 17 minutos.

«Tompkings, un jugador parecido a Matos, destaca por su tiro exterior en la posición de ala-pívot, algo que nos ayudara a abrir el campo y tener esa amenaza constante en el juego» declaró Antonio Moya. «Estoy seguro de que va a aportar en más facetas, y vamos a intentar que su baloncesto vaya a más. Con la experiencia de un primer año en Benicarló, creo que puede tener un segundo año de más nivel y convertirse en una pieza importante del equipo», concluyó el técnico.