scorecardresearch

CCOO y UGT piden un Pacto de Estado que contenga los precios

Ana Martínez
-

Más de un centenar de personas han participado en la concentración del 23M, donde los secretarios provinciales de los sindicatos ha pedido al Gobierno que no vaya por la vía fácil y baje los impuestos, porque esto perjudicará a la inversión

Pancarta principal de la concentración del 23M por la contención de los precios y la protección del empleo. - Foto: A.M.

Los sindicatos Comisiones Obreras y UGT, junto con organizaciones de consumidores, autónomos y vecinos, han salido a la calle para exigir al Gobierno y a la Unión Europea que tome "medidas inmediatas" para contener la escalada de precios, proteger el empleo y apoyar a la clase trabajadora y a las familias más vulnerables, algunas de las cuales ya no llegan a fin de mes incluso percibiendo el Salario Mínimo Interprofesional.

La concentración del 23M, que se ha celebrado de forma simultánea en todas las capitales de provincia del país, ha contado con más de un centenar de personas, a pesar de las mala condiciones climatológicas de la jornada. En declaraciones a los medios, la secretaria provincial de CCOO, Carmen Juste, ha pedido un Pacto de Estado "con mayúsculas", entre sindicatos, patronal y Gobierno, en el que se acuerde un pacto de rentas y desde el que se ponga en marcha el mecanismo RED que da herramientas a las empresas para evitar despidos, ante la coyuntura de crisis que se avecina por el más que posible parón de la producción industrial.

Por su parte, el secretario provincial de la UGT, Javier González, ha exigido medidas para proteger a los trabajadores y para no poner peligro el trabajo y a las empresas y ha asegurado que estas medidas deben ser "urgente" y no "con plazos". Entre ellas ha defendido la necesidad de cambiar el modelo energético, topar el precio de la electricidad y desvincularlo del gas y apostar firmemente por las energías renovables y el transporte público, para evitar que ls grandes energéticas "sigan especulando" e ingresando pingües beneficios.

Además, los sindicatos le han pedido al Ejecutivo de Sánchez que ante la voz unánime de la sociedad contra la subida de precios, no opte por la vía fácil de bajar los impuestos, ya que esta medida solo aumentará la deuda pública, deteriorará la calidad de los servicios públicos y pondrá en riesgo las inversiones, ahora "fundamentales" para la recuperación económica y del empleo.