Las aves ocupan más espacio urbano

V.M.
-

La vicepresidenta de la SAO, Julia Giménez, advierte una mayor presencia de especies que habitualmente no se desplazan a núcleos urbanos a consecuencia del confinamiento

Imagen de un ejemplar de zarcero políglota. - Foto: SAO

Julia Giménez, vicepresidenta de la Sociedad Albacetense de Ornitología, colectivo que agrupa a un centenar de miembros, desvela a La Tribuna de Albacete que la crisis sanitaria deja traducir también sus efectos en el mundo animal, en este caso a consecuencia del propio confinamiento obligado de los ciudadanos en sus hogares.

«En este tiempo diversas especies han sido avistadas en el término municipal de Albacete desde nuestras ventanas, hemos podido detectar en parques y jardines un mayor número de ejemplares y especies que en otras ocasiones no suelen desplazarse hasta la ciudad y sus alrededores, caso del zarcero políglota, el papamoscas cerrojillo (arriba y debajo de estas líneas, respectivamente), la oropéndola, el mosquitero papialbo, la águila perdicera, la cigüeña blanca o el agateador común».

«Incluso gente que no es muy aficionada a la ornitología -añade- nos ha comentado que por la noche, al no haber mucho ruido en las calles, han apreciado el paso de aves migratorias sobre la capital con sus característicos reclamos, además ahora podemos apreciar bastante mejor todas las especies que tenemos en la ciudad o aves migratorias como los vencejos».

En otro orden de cosas, Julia Giménez reconoce que estas semanas de parón han truncado varios proyectos que tenía en marcha la SAO, tanto de colocación de nidos para mochuelos o para carracas, «además una de las actividades que hacemos antes de la reproducción es comprobar que todos los nidos están bien, además de limpiarlos para evitar focos de infección; posteriormente cuando ya han nacido los pollitos nos pasamos para llevar a cabo su recuento y las tareas de anillamiento».

(Más información en la edición impresa).