scorecardresearch

Castilla-La Mancha va a la «repesca» de los no vacunados

L.G.E.
-

Page avanza que a partir de mañana van a llevar la vacunación a las grandes empresas. Avisa de que el 75% de los pacientes hospitalizados por coronavirus no estaban vacunados

El presidente de la Junta y el consejero de Sanidad esta mañana en el Consejo de Gobierno itinerante en Socuéllamos. - Foto: A.Perez Herrera

España puede presumir ante el resto de países del porcentaje de vacunación que ha alcanzado contra el coronavirus. El presidente de la Junta, Emiliano García-Page, lo remarcó esta mañana: «España está dando un ejemplo tremendo en Europa y en el mundo de lo que es ir a una». Con todo, Castilla-La Mancha quiere seguir vacunado a todas aquellas personas que todavía no han querido hacerlo. «Estamos en la repesca», apunta Page, «la vacunaicó ha funcionado muy bien, pero vamos a seguir empeñándonos en ese objetivo del 100%, intentando convencer a quien no quiere».

¿Cómo lo va hacer? Pues después de llevar puntos de vacunación a universidades y centros comerciales, a partir de mañana también se moverán a las grandes empresas. Page señala que de esta forma se facilitará en algunos casos que se complete el proceso de vacunación (la gran mayoría de vacunas requieren dos dosis)y en otros casos se iniciará para aquellos que hasta la fecha no querían la vacuna. 

El presidente de Castilla-La Mancha señala los datos de evolución de la pandemia como el mejor argumento para convencer a los que todavía no se han vacunado. Desveló que en estos momentos el 75% de los casos afectados en los hospitales es de gente que no se ha querido poner ninguna vacuna. «Vamos a solicitar a los ciudadanos que todavía no se han querido vacunar, que nos dejen ayudar», expuso. 

Caminando a la 'cuarta fase'. Page destacó que Castilla-La Mancha es la comunidad autónoma que más ha reducido su tasa de incidencia de los 14 días a los 7 días. «Es una comunidad autónoma que se está estabilizando, en buena medida porque las restricciones que se han establecido aquí están entre las más ponderadas, coherentes y proporcionadas», apuntó.

El presidente de Castilla-La Mancha cree que ahora habría que avanzar hacia otro escenario. Habla de una «cuarta fase»,  en  la que la «ciudadanía no se vea limitada y que sea la Administración la que asuma la responsabilidad directa de gestionar en exclusiva los pocos casos que van a ir surgiendo y las medidas de prevención que hay que ir tomando». 

Page avisa de que cuando la sociedad se olvide del coronavirus, en el sistema sanitario seguirá habiendo unidades específcias para seguir atendiendo las secuelas y las consecuencias directas e indirectas de esta patología. Hoy mismo ha anunciado la decisión de contratar a 50 profesionales que se vincularán al seguimiento posterior del coronavirus. Además insiste en que quiere consolidar a todo el personal sanitario que ha ido contratando para esta emergencia.