scorecardresearch

Multitudinario Encuentro en Chinchilla

M. López
-

Uno de los momentos más emotivo, la representación cuando María Magdalena ve a Jesús, estuvo escenificado por las costaleras de Santa María Magdalena cruzando la plaza llevándola en volandas, acompañadas de sones de cornetas y tambores

Un momento del Encuentro. - Foto: M. López

En una mañana soleada y calurosa, se congregaron un gran número de nazarenos y público, en ese lugar emblemático para los chinchillanos como es su Plaza de la Mancha, para ser testigos del Encuentro de María y su Hijo Resucitado. Motivo de alegría y regocijo para los cristianos.

Uno de los momentos más emotivo, la representación cuando María Magdalena ve a Jesús, escenificado por las costaleras de Santa María Magdalena cruzando la plaza llevándola en volandas, acompañadas de sones de cornetas y tambores.

Seguidamente, el encuentro de la Madre con su Hijo resucitado, representado por Nuestra Señora del Rosario acompañada de San Juan Evangelista y María Magdalena, que va al encuentro del Resucitado al son de los compases de la Agrupación Musical Virgen de las Nieves, mientras las imágenes son llevadas a hombros, entre aplausos y pétalos de flores lanzados al aire. Una manera de mostrar la alegría y proclamar que Jesús ha resucitado de entre los muertos, como había dicho, escenificado poniéndole a la Virgen el niño en su regazo. Otro de los gestos de alegría es el volteo de su capa que protagoniza la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, que pasa de ser negra a blanca.

A continuación, se inició la procesión por la parte baja de alrededor de las murallas pasando por el Convento de Santo Domingo y Monumento al Nazareno hasta la Plaza de la Mancha, continuando por la parte alta de la ciudad pasando por la Iglesia de Santa Ana hasta llegar a la Iglesia de Santa María del Salvador, para asistir a la misa posterior a esta celebración. A su finalización traslado de la Virgen a su Capilla de Santo Domingo, desde donde el día anterior se había traído para participar en el Encuentro, acompañándola desfilando todas las cofradías, ante una plaza repleta de público. Como novedad este año ha sido la incorporación del paso El Ángel Anunciador de la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad.

Por otra parte, el sábado por la mañana la Iglesia de Santa María del Salvador acogió el acto del Pésame a la Virgen en su soledad. Intervino la Cofradía de Nuestra Señora de la Soledad y contó con la presencia de representantes de la Junta de Cofradías y de las distintas cofradías de Semana Santa, así como un gran número de fieles que participaron en la Oración.

Una Semana Santa exitosa y de un gran ambiente nazareno, después de dos años largos de espera por la pandemia, gracias al esfuerzo y trabajo de la Junta de Cofradías y de todos los que hacen la Semana Santa, declarada Fiesta de Interés Turístico Regional, que se ha visto recompensando con una gran afluencia de público en calles y plazas, superando todas la previsiones en estos días en los que la religiosidad, la cultura y la tradición van de la mano.