17 meses de cárcel al anciano que quiso matar a su esposa

M.O
-

El tribunal aplica la circunstancia atenuante de enajenación, y entiende que el procesado sí tuvo ánimo de acabar con la vida de su mujer, a la que atacó de madrugada tras levantarse de la cama y volver con un cuchillo

17 meses de cárcel al anciano que quiso matar a su esposa - Foto: José Miguel Esparcia

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial sentencia con un año y cinco meses de prisión al anciano acusado de haber atacado con un cuchillo a su esposa para matarla, en el domicilio de Casas Ibáñez que ambos compartían, en septiembre de 2018. El acusado tenía entonces 81 años, y llevaba 58 casado con la víctima. El caso fue uno de los últimos juicios celebrados en la Audiencia antes del estado de alarma, y en la vista, tal y como se hace constar en la sentencia, se puso de manifiesto que el procesado había sufrido al menos cuatro ictus cerebrales «que cambiaron bruscamente su carácter, padeciendo depresión y trastorno orgánico de la personalidad con deterioro cognitivo que, sobre todo en dicho momento, afectó levemente a su conciencia y de modo importante a su voluntad». La Audiencia entiende que el acusado, que se levantó en plena noche de la cama y volvió con un cuchillo, tuvo ánimo de matar a su esposa. Dice la sentencia que con el cuchillo, cuando su mujer le preguntó qué hacía, le respondió «vengo a matarte y luego me mato yo». La mujer recibió varias lesiones pero pudo huir de la habitación y de la casa, y fue atendida en el centro de salud y en el cuartel de la Guardia Civil. Cuando los agentes llegaron a la casa, el anciano estaba dormido, después de haberse intentado lesionar también él mismo.
La condena por asesinato intentado se aplica con la atenuante de enajenación y trastorno mental. A la pena de cárcel, a la que hay que descontar el tiempo de prisión provisional, se suma año y medio de libertad vigilada y alejamiento de la víctima durante dos años y cinco meses, un alejamiento que la víctima pidió suprimir en el juicio.