La Comisión del Tajo-Segura plantea un trasvase de 20 Hm3

L.G.E.
-

Sería el máximo permitido con los embalses de cabecera en situación hidrológica excepcional. Está en manos del Ministerio rebajar esta petición del mes de octubre

La Comisión del Tajo-Segura plantea un trasvase de 20 Hm3 - Foto: Javier Pozo

En octubre comienza el año hidrólogico y parece que lo va a hacer con un nuevo trasvase del Tajo al Segura. Esta tarde se ha reunido la Comisión de Explotación del Acueducto y planteó al Ministerio de Transición Ecológica que autorice una derivación de 20 hectómetros cúbicos. Los embalses de la cabecera del Tajo, Entrepeñas y Buendía, están en nivel 3, de «situación hidrológica excepcional», por lo que esos 20 hectómetros es el máximo que se podría trasvasar. También esta situación hace que la decisión final dependa del Ministerio, que tiene en sus manos desoír o rebajar la petición de la Comisión.
Por parte de los Municipios Ribereños de Entrepeñas y Buendía participó en la Comisión Miguel Ángel Sánchez, que explicó a La Tribuna que la ministra puede optar por disminuir la petición de 20 hectómetros cúbicos, pues recalca que el Segura tiene «reservas récord» pues ha tenido un año muy húmedo y porque además se ha trasvasado casi todo el año, especialmente en verano, con varias autorizaciones seguidas de 38 hectómetros cúbicos. Sánchez también comenta que la ministra podría decidir autorizar solo el trasvase para abastecimiento, que serían 7,5 hectómetros cúbicos, aunque apunta que se ve que las demandas de abastecimiento están disminuyendo y añade que eso indica que «casi toda ha ido a regadío».

El canal no se puede usar en estos momentos.
Pero esta situación tiene en estos momentos una circunstancia añadida bastante singular. Aunque se apruebe un trasvase, el agua no podrá derivarse inmediatamente al Segura, pues hay obras en el embalse  de la Bujeda, donde comienza el canal del Tajo-Segura. Cuando el acueducto no se puede utilizar, sí se pueden aprobar trasvases y esos volúmenes se acumulan en los embalses para derivar posteriormente. Así ocurrió buena parte del invierno pasado y eso motivó que en verano se enviase al Segura mucha agua, tanto los hectómetros  que se decidían trasvasar en verano como los que no se habían mandado antes.
En estado de alarma hasta primavera.

Aunque Sánchez espera «sensatez y cordura» del Ministerio, también sabe que puede ocurrir cualquier cosa. Avisa de que en los embalses de cabecera «vamos a estar todo el invierno y buena parte de la primavera en situación hidrológica excepcional».
Apunta que en la Comisión de ayer se constató que hay alrededor de 590 hectómetros cúbicos entre Entrepeñas y Buendía, lo que supone que no acumulan ni el 20% de su capacidad. Por contra, señala que en el sistema del Segura se ha visto que tienen más de cien hectómetros cúbicos del Tajo. «Hay agua del Tajo que sobra en el Segura», protesta, «está incumpliendo la ley».