scorecardresearch

«'El viento del sureste' es mi libro más intimista»

Antonio Díaz
-

El escritor albacetense Manuel Sánchez, después del éxito de su novela Las rutas del deseo, un trepidante thriller, regresa con una colección de relatos, 'El viento del sureste'

Manuel Sánchez, escritor. - Foto: José Miguel Esparcia

El escritor albacetense Manuel Sánchez, después del éxito de su novela Las rutas del deseo, un trepidante thriller, regresa con una colección de relatos, El viento del sureste. El autor comentó a La Tribuna de Albacete las singularidades de esta obra. 

¿Cuánto tiempo  para reunir esta colección en un libro?

La verdad es que llevo sobre dos años y medio trabajando en él y es diferente de las demás obras, porque en vez de una novela, son historias cortas. Al final hice una selección de un conjunto y un 40 por ciento de esas historias son de este año.

¿Cómo está estructurado?

Las historias están divididas en tres partes muy distintas. La primera son relatos de carácter erótico, que se llama El aliento de Eros,  muy vinculados al día a día, los contactos de las redes sociales que se establecen con personas desconocidas o situaciones imprevisibles, unas deseadas, otras no, pero sobre todo, con un carácter muy realista. Son los sueños y ambiciones de nosotros mismos, en distintas situaciones. La segunda parte es  muy distinta, con algunos elementos autobiográficos, sobre personas que han atravesado distintas fases, con algunas circunstancias complejas, historias del día a día, vistas desde fuera, un reflejo de la sociedad en que vivimos. La tercera parte está vinculada al entorno en que nos movemos, como la propia naturaleza, incluso hay relatos dedicados a un árbol. Recuerdo que, cuando era niño y mi abuelo me llevaba a la escuela, donde había un sauce plantado muy cerca. Ya me contaba que ese sauce había sido un hombre en otra época.  También hay relatos vinculados al Puente Madera de la ciudad, en otra época.  

¿Su obra más personal?

Bueno, podíamos decir que  El viento del sureste es mi libro más intimista dentro de los que he escrito. El estilo es similar porque, al fin y al cabo va ligado a mi forma de escribir, pero es cierto que tiene un carácter como más íntimo, de reflexión, de paladear las palabras, frente  a otro tipo de historias, como puede ser la de una novela, en la que resaltas más el interés de la trama.  

¿Cuántos relatos reúne?

Estamos hablando de un conjunto extenso de relatos, prácticamente 50, algunos cortos, de un par de páginas, algún microrrelato y otros más extensos, por ejemplo, una experiencia  que viví, del Covid, que me cogió en Islandia. Me apasiona viajar, ver sitios, y en concreto ese viaje fue bonito, pero a al vuelta, di positivo y me tuve que quedar recluido siete días en un hotel y esa experiencia está reflejada.  

¿Pensó expresamente en un libro?

Inicialmente podrían diferenciarse tres libros, porque son tres partes muy distintas. Algunos sí es cierto que están enfocados a un determinado tipo, como las historias humanas, que quería agrupar en un libro, con un elemento común. Otros relatos surgieron por distintos avatares del mundo en que vivimos, que me inspiró esas historias que reuní aquí. 

¿Habrá presentación?

Probablemente, en octubre o noviembre, junto a la novela Las rutas del deseo,  que salió en junio. Estuve comentándolo con la Biblioteca de los Depósitos del Sol y, posiblemente será allí. La verdad es que he hecho un esfuerzo de divulgación de los libros en muchas bibliotecas de España y, como viajo bastante, suelo llevar mis obras y, la verdad, con buena aceptación.

¿Seguro que ya prepara un nuevo proyecto literario?

Estoy con mi nueva novela,  porque los proyectos que tengo para este y el año que viene están muy definidos y en agosto comencé con una novela histórica, ambientada en la antigua Roma. Tengo escritas como unas 110 páginas y espero que para Navidades esté lista una primera versión, para publicar en abril del 2023, más o menos. Lo que también he hecho con La Crisálida, una de mis primeras novelas, con una traductora, es  trabajar para una edición en inglés, que estará terminada en diciembre, para el mercado anglosajón.