10 años del inicio de la 'Biebermanía'

Julio César Rivas (efe)
-

El magnetismo de un quinceañero con mucho talento y el apoyo incondicional de algunos pesos pesados de la industria discográfica catapultaron a la fama a Justin Bieber, quien no ha parado de sumar éxitos desde 2009

10 años del inicio de la 'Biebermanía' - Foto: Redes

Hace ahora 10 años, un casi desconocido canadiense de solo 15 años lanzó su primer álbum, My World, un proyecto que lo convirtió en pocos meses en una de las mayores sensaciones del siglo XXI.
El adolescente de cara aniñada y largo flequillo consiguió convertirse en el primer artista que colocó las siete canciones de su primer disco en el Billboard Hot 100, el estándar del éxito en el mundo de la música en Estados Unidos.
Y todo porque Justin Bieber, que había nacido en 1994 en London (Canadá), a unos 190 kilómetros al suroeste de Toronto, colgaba en YouTube algunos vídeos cantando.
Por azar, Scooter Braun, ejecutivo de una compañía discográfica, había descubierto su canal, e impresionado con su talento, decidió viajar a Strafford, una pequeña localidad donde Bieber vivía con su madre, para ofrecerle un contrato.
Con solo 13 años, el productor se llevó al joven a Atlanta (EEUU) para grabar algunas composiciones de demostración y cantar con Usher quien rápidamente detectó su potencial. En poco tiempo Braun se convirtió en el mánager de Bieber y el canadiense lanzó su primer sencillo, One Time, mientras grababa My World. La canción se convirtió en un triunfo radiofónico, llegando al puesto número 12 en Canadá y el 17 en EEUU.
El éxito norteamericano se replicó en otros mercados, así que cuando su primer álbum fue lanzado en noviembre de 2009, su nombre ya empezaba a ser conocido en el escenario internacional.
My World fue un auténtico boom. En pocos meses, el EP entró en las listas de los más escuchados en 14 países. En su país de origen se convirtió en el número uno, mientras que en la nación estadounidense llegó a ocupar el quinto puesto de Billboard 200. Su primer sencillo, entró en la lista de los 20 más escuchados y el siguiente single, Baby, logró el número cinco del Billboard Hot 100.
Pero detrás de su fama no solo estaba el magnetismo y talento indiscutible del adolescente sino el trabajo de algunos de los mejores creadores del momento. Los créditos de su debut incluyen 27 nombres, en su mayoría pesos pesados de la industria musical. Artistas de la talla de Frank Ocean, que escribió varias canciones del álbum, Dapo Torimiro, Kevin Risto y Waynne Nugent (dúo conocido como Midi Mafia), C. Tricky Stewart, James Bunton y Corron Cole (The Movement), y por supuesto, Usher, hicieron también posible My World.
Tal y como reveló recientemente la revista Billboard, no es que todos estos pesos pesados de la música colaborasen con el objetivo de encumbrar a un desconocido joven imberbe sino que fueron a trabajar con la mentalidad de hacer la mejor música posible. Incluso en algunos casos, con la intención de quedarse con las producciones que estaban creando para Bieber.
canciones muy diferentes. One Time fue una creación del productor James Bunton, Tricky Stewart y The-Dream, los productores de Single Ladies de Beyonce.
Bunton reconoce que originalmente era una canción totalmente distinta, «más caribeña», hasta que un ejecutivo de la compañía discográfica pensó que Bieber era la persona adecuada para interpretar la canción e incluirla en su primer EP.
Además, el productor reveló que necesitaron meses para ajustar la melodía al tono vocal del canadiense, pero cuando el sencillo fue lanzado en julio de 2009, se inició la biebermanía al llegar al puesto 89 del Billboard de ese año.
Pero lo que los creadores detrás de One Time reconocen es que las canciones que un día interpretaría Bieber para un público quinceañero eran temas para adultos.
Carlos Battey, del dúo The Jackie Boyz, fue quien escribió Down to Earth, una composición en la que reflejó la difícil relación entre su hija y su exesposa. Cuando Braun decidió incorporarla, Battey solo realizó pequeños cambios a la letra para adaptarla a la situación personal del cantante. «Era una gran canción, sin que importase quien la cantaba», aseguro, aunque también reconoció que tras escuchar la interpretación de Bieber, lloró: «Ver este joven artista cumplir todos sus sueños fue increíble. Y ver mis sueños hacerse realidad también fue maravilloso».
El origen «adulto» de todos esos temas es quizá la razón por la que en 2010, el crítico de música de BBC, Mike Diver, escribió que, por momentos, las letras de las canciones de My World eran «incómodas».
«Tal es el talento reunido que nadie debería asumir que el canadiense es un ardid con fecha de caducidad, lanzado para atraer exclusivamente al público del Canal Disney», añadió por aquel entonces, algo que el tiempo y el éxito continuado de aquel desconocido canadiense confirmaría.