La pandemia frena la lucha contra el tabaquismo

Teresa Roldán
-

El neumólogo del CHUA Raúl Godoy anima a los fumadores a cuidar su salud y superar la enfermedad

Imagen de archivo de varios fumadores a las puertas del Hospital General. - Foto: Rubén Serrallé

Hasta el 58% de quienes intentan dejar el tabaco fracasan tras varios intentos. Por eso el Día Mundial Sin Tabaco que se celebra mañana pretende concienciar sobre los peligros de esta enfermedad y recordar a los fumadores los riesgos que conlleva el consumo de tabaco para la salud, algo que cobra especial relevancia en plena pandemia por el coronavirus.
Si bien el 2020 comenzó con una buena noticia para los fumadores por la aprobación por parte del Ministerio de la financiación de dos fármacos para ayudar a dejar de fumar, lo que motivó a muchos a dar este paso y acudir a su médico de Familia para que se lo prescribiera y le hiciera el correspondiente seguimiento, la llegada de la pandemia por el Covid-19 frenó este proceso y si bien algunos siguieron adelante con consultas telefónicas y telemáticas con sus facultativos, o a través del servicio de cesación tabáquica que desarrollan ya muchos farmacéuticos, otros en cambio fracasaron en su intento e incluso se engancharon con más fuerza durante el confinamiento a la nicotina.
El presidente de la Sociedad Castellano-Manchega de Patología Respiratoria, el doctor Raúl Godoy, neumólogo del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, aseguró que tanto los médicos de Primaria como los neumólogos han tenido que dejar aparcado el problema del tabaquismo durante el tiempo que llevamos de pandemia por el coronavirus, porque había otros pacientes con necesidades más graves que atender. Una situación, que en opinión de Godoy, ha supuesto un retroceso en la lucha para que cada vez más personas dejen esta adicción que se han convertido en una enfermedad y en un grave problema de salud pública. 
ánimo. A pesar de este parón en el abordaje del tabaquismo debido a la lucha contra el Covid-19, el presidente de la Socampar ha querido trasladar un mensaje de ánimo a los fumadores para que se conciencien y dejen de fumar, «porque a pesar de los bulos que se han lanzado en estos meses de pandemia que llevamos sobre que el tabaquismo podría prevenir la infección por Covid-19, la realidad es totalmente distinta, porque el tabaco provoca patologías pulmonares que hacen que la infección por Covid sea más grave y que el riesgo de sufrir secuelas entre los afectados sea mayor entre un paciente con coronavirus fumador y uno que no lo es». El especialista en Neumología insistió en que el Covid-19 se acabará controlando a medio plazo, «mientras que el tabaquismo es un problema de salud que tenemos desde hace 100 años, que provoca anualmente más de 50.000 muertes en nuestro país, muchas más de las que desgraciadamente han fallecido por el virus».
MÁS INFORMACIÓN EN EDICIÓN IMPRESA