scorecardresearch

ANPE otorga un suspenso a la gestión de Educación

Ana Martínez
-

El sindicato exige un pacto de mínimos para ir revirtiendo los recortes de 2012 y califica de "vergüenza" que la compatibilidad para docentes con menos de media jornada no esté todavía regulada

Manuel Tébar y Martín Navarro, en rueda de prensa. - Foto: José Miguel Esparcia

El sindicato ANPE ha calificado con un suspenso la gestión de la Consejería de Educación de Castilla-La Mancha durante el curso 2021-2022 y ha asegurado que solo le dará el aprobado si a lo largo de este mes de junio presenta un acuerdo de mínimos con medidas encaminadas a ir revirtiendo progresivamente los recortes que se aplicó la Administración Educativa en el año 2012.

En rueda de prensa, el presidente y el secretario de Comunicación de ANPE en Castilla-La Mancha, Martín Navarro y Manuel Tébar, respectivamente, han hecho balance del curso que acaba y entendiendo que los dos últimos han sido "históricos" como consecuencia de la pandemia, han afirmado que, una vez recuperada la normalidad, es el momento de alcanzar un pacto educativo para recuperar los 3.300 docentes de los 5.000 que se perdieron en la región, entre los que figuran los 800 maestros de apoyo en Infantil que, según ANPE, "no se han recuperado".

Martín Navarro se ha referido a la Ley de medidas para reducir la temporalidad de diciembre de 2021, que obliga a las administraciones públicas a desarrollar procesos de estabilización de las plantillas, una norma que según el presidente de ANPE Castilla-La Mancha se ha aplicado "con calzador" y que perjudicará a los docentes de Castilla-La Mancha respecto a sus homólogos de otras comunidades autónomas. En este sentido, Navarro ha cifrado en un 18% el índice de interinidad en la Administración educativa, un porcentaje que ha asegurado bajará del ocho por ciento con las oposiciones al cuerpo de maestros de 2022 y a la Educación Secundaria en 2023.

Para Manuel Tébar, el "gran acuerdo" del curso 2021-2022 ha sido el relacionado con la itinerancia, un pacto que beneficiará a 2.000 docentes que verán compensados los gastos de sus desplazamientos entre centros y centros, la mejora de la compensación del horario y su inclusión en el seguro de vida y accidentes del Gobierno de Castilla-La Mancha.

Sin embargo, ha demandado la necesidad de sentarse a negociar medidas progresivas que mejoren el sistema público educativo que, en opinión del secretario de Comunicación de ANPE, pasa por reducir la carga lectiva, mejorar las condiciones laborales de los docentes, rebajar las ratios en todos los niveles educativos, recuperar los apoyos de Infantil, la reducción remunerada del horario lectivo para mayores de 55 años y minimizar el exceso de burocracia en los centros.