scorecardresearch
Alejandro Ruiz

EL REPLICANTE

Alejandro Ruiz


El partido de Page

28/04/2022

Se sube el telón y aparece Emiliano García-Page junto a Carlos Herrera en la entrevista que le hizo el pasado día 20 de abril en el Teatro Circo de Albacete.  
En la entrevista se aprecia inmediatamente que Page, consciente de lo que genéricamente pueden pensar los 2.639.000 oyentes de Herrera que lo están escuchando, al más puro estilo Pepe Bono se esfuerza por desmarcarse ideológicamente de la deriva reaccionaria del secretario general de su propio partido y presidente del Gobierno, dando un mamporro, de paso, al independentismo. Así, para explicar una iniciativa empresarial en Albacete, dice: «Yo me dedico mucho a eso, hay otros políticos intentando ver lo que son, si son de aquí o si son de allá, que están buscando su carné de identidad. Nosotros, los que tenemos la identidad clara, los que sabemos lo que queremos, lo que pensamos y de dónde somos, podemos dedicarnos a estas cosas del empleo y la economía». Seguidamente, en la misma entrevista, se coloca literalmente en el centro del panorama político español y habla del «desparrame político» actual, frente a los tiempos del bipartidismo en «un momento en que en España habíamos estado creciendo desde un eje de entendimiento de los dos grandes partidos», hasta que llegó la «dispersión caótica».
Es en ese preciso instante cuando uno no sabe si está escuchando a Page o a Feijóo, surgiendo serias y escatológicas dudas sobre lo que diría Page en idéntico contexto, si en vez de estar en la COPE de Herrera, estuvieran escuchándolo 2.819.000 oyentes del programa de 'Hoy por Hoy', con Àngels Barceló, en la Cadena SER. Se trata de la clásica y eficaz estrategia por la que el mismo partido es capaz de cambiar de criterio ideológico sobre lo que sea, sobre la unidad de España y la integridad territorial, la economía, la guerra, el bipartidismo, o el general respeto a la Constitución y a las instituciones democráticas, según estén en Madrid, en Barcelona o en Albacete, o según estén en una emisora o en otra.
De este modo, ese mismo partido, el partido de Page, en el Congreso de los Diputados desbloquea la constitución de la Comisión de Control de los Créditos Destinados a Gastos Reservados, conocida como la comisión de secretos oficiales. Y gracias a la compañera de partido de Page y presidenta del Congreso, Meritxell Batet, sacan adelante la modificación que se precisa con la mayoría que ostenta el partido de Page y los socios que lo apoyan.
Lo que para Page en la COPE y en Albacete es «dispersión caótica», en Madrid, para Batet, compañera de partido de Page, es una medida con «la finalidad de garantizar el pluralismo político de la Cámara», gracias a la cual el partido de Page va a poner al lobo (ERC, Junts y EH Bildu) a cuidar ovejas. Y todo ello como evidente compensación por la polémica generada por el espionaje a dirigentes independentistas.
Se baja el telón.