scorecardresearch

El Bayern reabre la herida del Barça

Europa Press
-

Los 'culés' dejan atrás su imbatibilidad en Múnich tras perder 2-0 contra los alemanes, en un encuentro donde los bávaros mostraron su fortaleza y empeño por frenar la fortaleza azulgrana

El Bayern reabre la herida del Barça y frena su euforia

El FC Barcelona ha caído este martes en la segunda jornada de Liga de Campeones ante el Bayern Múnich (2-0), un encuentro en el que los de Xavi vieron frenada su euforia tras perder su imbatibilidad ante un conjunto bávaro eficiente en las áreas, y que tuvo como protagonista a un Lewandowski impotente en los últimos metros.

El polaco eclipsó los focos del Allianz Arena, que recibió a su añorado delantero entre pitos y mayoritariamente aplausos. Sin embargo, el delantero no consiguió convertirse en el villano que esperaban los barcelonistas. Su racha goleadora no apareció y cayeron ante un rival insuperable en los últimos enfrentamientos entre ambos.

El fantasma azulgrana volvió a aparecer en una noche europea y, además, ante un Bayern decisivo en la crisis deportiva del Barça en los últimos años. Así, los alemanes añadieron una victoria más ante un rival fetiche, que se suma al doble 3-0 que endosaron la temporada pasada y al demoledor 8-2 que endosaron en Lisboa, en la 'Final a 8' en 2020.

El Bayern reabre la herida del Barça y frena su euforia
El Bayern reabre la herida del Barça y frena su euforia

El cuadro catalán alertó rápidamente a los bávaros de su eficiente pólvora ofensiva. Una seña de identidad de la actual plantilla azulgrana que hasta la fecha sólo sabía ganar por goleada. Pero el Bayern supo sufrir, convirtió el partido en una lucha vertical sin espacio para la posesión y consiguió acabar con la portería a cero.

El duelo perdió protagonismo en la medular y dejaba claras oportunidades en ambas áreas. Lewandowski probó suerte y tuvo entre sus botas dos de las ocasiones más claras de la primera media hora de juego, en la que no consiguió adelantar a un Barça ineficaz en el fortín bávaro, donde no ha ganado nunca hasta la fecha. Pero los intentos del polaco no surtieron efecto debido a la solvencia entre palos de Neuer.

El ritmo frenético no bajó a costa de un Bayern insistente, que tuvo como puñal a un Sané que puso en serias dificultades la primera titularidad de Marcos Alonso. No obstante, mientras los alemanes llegaban varias veces sin generar ruido, el Barça enmudecía a los locales en cada cabalgada que acababa en oportunidad para Lewandowski, insólitamente impotente.

El Bayern reabre la herida del Barça y frena su euforia
El Bayern reabre la herida del Barça y frena su euforia

La discusión quedó servida antes del descanso con un posible penalti de Davies a Dembélé, quien reclamó un penalti tras caerse dentro del área por un toque del lateral canadiense, aunque el VAR no lo calificó de suficiente para avisar al árbitro para que lo señale.

El Bayern, superior en la segunda parte  

En la reanudación, Julian Nagelsmann agitó el banquillo en busca de más físico y dio entrada a Goretzka por Sabitzer, un cambio en busca de aliviar a la defensa bávara del vendaval azulgrana, obsesionado con el gol desde el pitido del árbitro. Un afán que incrementó aún más después del cabezazo de Lucas Hernández, que abrió el marcador en el 51' al sacar ventaja del primer córner del Bayern.

Los locales olieron la sangre y la desesperación de los visitantes y hurgaron en una herida aún sin cicatrizar. El desparpajo de Sané paralizó a una defensa débil y el alemán se metió hasta la cocina para definir ante Ter Stegen, quien recibió en apenas cinco minutos los mismos goles que había concedido en seis encuentros.

Xavi trató de reaccionar dando entrada a Frenkie de Jong y Ferran Torres, pero los goles seguían escapándose y Pedri, una vez más, se vistió de mago para bailar entre los rivales. Pero su falta de acierto no le sirvió para convertirse en el héroe de un equipo que echó de menos los tantos de su estrella polaca.

La insistencia para acabar con el maleficio en el Allianz siguió sin dar resultados. Del mismo modo que la entrada de Ansu Fati y Kessié, también ausentes en los últimos diez minutos de juego. El cuadro catalán no encontró premio a su asedio y se coloca en segunda posición del Grupo C con tres puntos, los mismos que el Inter de Milán, su próximo rival el próximo 12 de octubre.