scorecardresearch
Editorial

Los recursos hídricos son vitales para la provincia y la región

-

Los planes de cuenca de las distintas confederaciones hidrográficas entran en su recta final, ya que se encuentran en la última fase, en la que deberán estar presentados ante el Consejo Nacional del Agua antes del 30 de junio. Por lo que respecta a la provincia y la región, los más destacados son los de los ríos Júcar y Tajo, respectivamente, por lo que representan no sólo para los intereses de consumo, sino también medioambientales y económicos, por lo que respecta a la parte del regadío.

En la provincia de Albacete, la trascendencia de las decisiones en torno al Júcar son de gran relevancia. El Consejo del Agua de la Demarcación Hidrográfica del Júcar, celebrado el 11 de abril, informó «favorablemente» el proyecto de Plan Hidrológico,  por 49 votos a favor, 10 en contra, 12 abstenciones y 11 ausencias, y lo elevó al Consejo Nacional del Agua y al Consejo de Ministros para su aprobación. Entre los votos en contra, estuvieron el de la Junta Central de Regantes de la Mancha Oriental y el de los ecologistas, que se oponen al documento por razones totalmente opuestas, y entre las abstenciones, la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Por tanto, ya dentro de la fase definitiva, es preciso recordar que, históricamente, esta provincia no recibe un trato equitativo y sirva como ejemplo que no fue hasta el año 1998 cuando esta región consiguió tener voz y voto en la Demarcación, tras una dura defensa de los intereses de esta tierra, que ocasionaron que en Albacete se consiguiese realizar la mayor manifestación nunca vista en defensa de estos derechos hídricos, tras la recordaba frase de la entonces ministra de Medio Ambiente, Isabel Tocino: «Históricamente  los caudales del Júcar son sólo de los usuarios valencianos». Conseguir voz y voto fue un gran paso, pero los sucesivos planes de cuenca, incluido en el que se trabaja en la actualidad, evidencian que todavía queda mucho camino por recorrer para que los intereses de esta tierra no queden por debajo de los de los valencianos.

El Tajo es el otro gran caballo de batalla de esta región, donde también de forma histórica se suceden los trasvases al Segura, incluso cuando es evidente que la escasez de agua es una triste realidad en la cuenca cedente, lo que ha originado la sucesión de denuncias por parte del Gobierno regional a cada uno de los trasvases aprobados en los últimos tiempos. El pasado martes, el Ejecutivo regional celebró la aprobación del borrador del Plan Hidrológico del Tajo como «un cambio de plano, de tendencia, de guión y un salto hacia adelante».

Falta el remate final, la aprobación de los distintos planes de cuenca por parte del Consejo de Ministros y su letra final será determinante durante los próximos años para esta provincia y esta región, porque los recursos hídricos son vitales.