Héctor Carretero apunta al Giro

Juan Carrizo
-

El Movistar Team comunicó al ciclista albacetense su calendario de pruebas para la vuelta a la competición y asume el reto que será competir con el frío de octubre en las etapas transalpinas

El ciclista albacetense Héctor Carretero. - Foto: Movistar Team

Héctor Carretero recibió el pasado jueves la llamada que estaba esperando. Su equipo, elMovistar Team, le comunicó las pruebas en las que participará cuando se reanude la competición ciclista hasta final de año y repetirá en un Giro de Italia que tan buenas sensaciones le dejó el año pasado, aunque la cosa no tendrá nada que ver al disputarse en pleno mes de octubre.
«No quiero pensar como serán las etapas de montaña  en el Giro con las temperaturas mucho más bajas y los días más cortos. El nivel de exigencia va a ser muy alto», explicaba ayer el ciclista de Madrigueras a este diario desde su refugio andorrano.
Carretero ya tiene claras las pruebas en las que Movistar quiere que participe, empezando la Strade Bianche el 1 de agosto. «Correré varias clásicas por Italia, empezando esta y luego la Milán-Turín y el Giro de Lombardía, que es el 8 de agosto».
A partir de ahí habrá un pequeño descanso para afrontar a final de agosto el Campeonato de España de Ciclismo, que se celebrará en Jaén. En septiembre estará en la Tirreno-Adriático, mítica prueba de siete etapas, y finalmente en el Giro de Italia, que se correrá del 3 al 25 de octubre.
«Tengo un calendario muy asequible. Pensaban que me meterían más días de competición, pero entre una y otra hay dos semanas, tiempo suficiente para recuperar y volver a apretar. Me gusta mucho el calendario que me han hecho», manifestó el ciclista albacetense.
Con las pruebas señaladas, Carretero ya tiene programada su preparación y tiene claro que «el que haya apretado demasiado con el rodillo durante el confinamiento lo va a pagar. Yo tenía claro que no había que apretar. La temporada se va a alargar mucho y se van a disputar pruebas en fechas muy raras», argumentó.
«Veremos como aguantamos cuando lleguemos a finales de octubre a los Alpes. Calor no va a hacer», señaló, para ahondar sobre la Vuelta a España, «ya me dirás en noviembre por el norte de España las temperaturas que hará y eso hará que cambie mucho la clasificación. Correr con frío es mucho más duro que correr con calor».
Las tres grandes rondas por etapas se concentrarán entre septiembre, octubre y noviembre. Incluso el final del Giro se solapará con el inicio de la Vuelta.
«El que vaya a repetir hará Tour y Vuelta, porque entre medias hay unas cuatro semanas, tiempo suficiente para recuperar. Pero el que haga el Giro no puede hacer el Tour, porque es muy seguido, y tampoco la Vuelta, porque coincide la última semana del Giro con la primera de la Vuelta», explicó.
Héctor Carretero brilló en el Giro de 2019, donde su equipo, el Movistar, realizó una gran actuación, incluido el triunfo en la general de Carapaz.
Este año el líder del equipo será Marc Soler y Carretero no sabe de momento cuál será el resto de la formación, aunque tiene claro que las circunstancias no tienen nada que ver a las del año pasado. «Lo único que me han dicho hasta ahora es que voy y el líder será Marc Soler. Veremos si podemos hacerlo igual de bien que el año pasado».
Otras cosa será el estado de forma a nivel general y las particularidades de correr en esas fechas. «Es una situación rara, porque nos sabemos como vas a responder tú, como va a responder la gente, como será el nivel medio. Quién habrá asimilado mejor el confinamientos es toda una incógnita. Habrá algunos a los que les pasará factura y lo pueden pagar porque la temporada se va a alargar demasiado. Hasta que no estemos corriendo no se verá como estará el nivel medio del pelotón».
Van a ser tres meses de competición, «suficientes para aguantar la forma y tratar de llegar al Giro en las mejores condiciones».
Cuestionado por su plan de entrenamientos, ahora que ya tiene un objetivo en la mente, Héctor Carretero explicó que «desde que nos dejaron salir en Andorra me he dedicado a hacer horas, rodaje. Ahora he empezado a apretar un poco, pero todavía quedan dos meses para empezar y cuatro para el Giro, así que no hay que enfocar la preparación al 100%. La idea es apretar un poco, estar un par de semanas en casa y volver en julio para terminar la preparación en Andorra».

 

(Más información en la edición impresa)