Sánchez acusa a Rivera de bloquear la formación de Gobierno

Agencias
-

El líder del PSOE llama "hipócrita" al presidente de Ciudadanos y urge a los principales partidos de la oposición a ayudar en la solución del parálisis político, sin cerrar la puerta a una nueva negociación con Unidas Podemos

El presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, ha llamado "hipócrita" al líder de Ciudadanos y le ha censurado por bloquear la formación de un Gobierno en España, pese a haber dicho que no quería hacerlo: "El otro día le escuche decir que no quiere bloquear el Gobierno. Ya, ya, señor Rivera".
"Hay una diferencia tal entre lo que dice y lo que hace que ¿sabe lo que es, señor Rivera? Es usted un hipócrita". Y se ha expresado de esta manera tras recordarle, entre otras cosas, que quiere "limpiar la basura del PP, pero apuntala sus gobiernos, y se dice liberal y centrista, pero pacta con la ultraderecha".
El cruce de reproches entre ambos ha continuado así en la primera sesión de control al Ejecutivo tras la disolución de las Cortes en marzo pasado y después de la comparecencia de Sánchez en el pleno del Congreso para dar cuenta de las últimas reuniones del Consejo europeo.
Rivera ha vuelto a la carga contra el jefe del Ejecutivo para criticarle por no frenar, según él, al presidente de la Generalitat, Quim Torra, y ha insistido en mantener una reunión para poner en marcha la aplicación del 155.
La respuesta de Sánchez ha consistido en afear al líder naranja su "sobreactuación" y asegurar que el Ejecutivo procederá si se vulnera la Constitución y el Estatuto de autonomía, como ya han hecho.
Una contestación a la que Rivera ha replicado que le parecía "alucinante" que un presidente del Gobierno no tenga nada que decir sobre la aplicación del 155.

 

Negativa a la coalición con Podemos

Sánchez ha cerrado el debate de su comparecencia en el Congreso pidiendo de nuevo el apoyo a Unidas Podemos para su investidura pero rechazando una nueva reunión con Pablo Iglesias.
Así, Sánchez ha reclamado a Iglesias sus votos y le ha pedido que no le dé a la derecha una "segunda oportunidad" con otras elecciones.
Además, ha defendido el papel de la comisión negociadora de su partido, que conforman la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y la número dos del PSOE, Adriana Lastra.
Y acto seguido le ha dicho a Iglesias que si en Unidas Podemos tienen "alguna cuestión más allá del gobierno de coalición" que plantear en la mesa negociadora los socialistas les estarán "esperando".
Con esa respuesta desechaba Sánchez la posibilidad de una reunión con Iglesias, que el líder de Podemos le ha insistido en pedir en su turno de réplica.
El jefe del Ejecutivo ha recordado que Iglesias no ha dejado de reclamar coalición, pero rechazó la que propuso el PSOE en julio, y por eso, como entonces falló esa fórmula, ha insistido en pedir al líder de Podemos que explore la propuesta programática del PSOE, con la que Podemos puede "cooperar" y "contar en muchos de los factores de gobernabilidad".
"La pregunta que habrá que hacerles es si va a volver a impedir el que haya un gobierno del PSOE al frente del país y si va a llevar al país a elecciones", le ha dicho Sánchez a Iglesias.
Antes, la portavoz socialista también ha echado por tierra la posibilidad de una reunión Sánchez-Iglesias.
"Esto no es una cuestión de machos alfa reuniéndose para tomar decisiones, somos organizaciones políticas y como tales nos comportamos", ha dicho Adriana Lastra, quien además ha hecho a Iglesias una advertencia.
Le ha pedido que "no espere a los golpes de efecto del último minuto porque ya tiene antecedentes de que no funcionan", aludiendo así a la investidura fallida de julio.
"Tenemos los votos, el acuerdo, las garantías y solo falta usted, señor Iglesias, ha concluido Lastra.