El CHUA tiene en seguimiento a 2.500 pacientes con psoriasis

T.R
-
Una enfermera de la consulta de Dermatología prepara la cabina de rayos UVA de la que se benefician pacientes con psoriasis. - Foto: R.S.

El 10% son casos graves y se benefician de los nuevos tratamientos biológicos, que si bien son caros, son muy eficaces y controlan la enfermedad y los efectos secundarios

La psoriasis es una enfermedad crónica con factores genéticos claramente causales, que si bien hoy en día no tiene cura, pero sí que gracias a los nuevos tratamientos se puede controlar la enfermedad.
Si bien las lesiones que produce, fundamentalmente en la piel, esta patología suelen estar presentes durante todo el año, pero el verano se convierte en una época especial para los psoriásicos, porque si bien la mayoría mejora con la luz solar, no todos los afectados se benefician por igual de la exposición controlada al sol. 
El inconveniente del verano para esta dolencia socialmente problemática es que es el momento en que se lleva menos ropa y quedan al descubierto áreas de piel que en invierno se encontraban cubiertas y perfectamente disimuladas por las placas psoriásicas, que es la manifestación más común de la enfermedad. Y eso es algo que no llevan bien todos los pacientes, a pesar de que tal y como insisten los dermatólogos, la psoriasis no es una enfermedad contagiosa.
El jefe del Servicio de Dermatología del Complejo Hospitalario Universitario de Albacete, el doctor Eduardo Escario, aseguró que la incidencia de la psoriasis en la población albacetense, que ronda el dos por ciento, se mantiene estable en los últimos años. En estos momentos son 2.500 los psoriásicos en seguimiento en las consultas de Dermatología del Área Integrada de Albacete, y de ellos, un 10% tienen psoriasis moderada o grave.
Además, el doctor Escario comentó que muchos de estos pacientes tienen comorbilidades asociadas, como obesidad, diabetes, tabaquismo, depresión, «de forma que si están bien controlados por otros especialistas de las otras dolencias que sufren también lo estarán de las psoriasis», una enfermedad, que recordó, tiene dos picos de aparición: en adultos jóvenes a partir de 40 años y en niños y adolescentes, generalmente éstos últimos con antecedentes familiares.

(Más información en edición impresa)