scorecardresearch

Hungría se opondrá al paquete de sanciones contra Rusia

EFE
-

Orbán, considerado el mejor aliado de Putin en Europa, descarta que vaya a dejar de importar gas natural ruso, tal y como propone la UE por la alta dependencia energética de su país

El primer ministro de Hungría, Viktor Orbán - Foto: EUROPA PRESS/E. Parra. POOL

El primer ministro de Hungría, el ultranacionalista Viktor Orbán, dejó hoy claro que su Gobierno, mientras teme que la guerra en Ucrania pueda acercarse al territorio magiar, rechaza aprobar un séptimo paquete de sanciones contra Moscú, y no quiere ni hablar de dejar de importar gas ruso.

"Hungría se opondrá a la aprobación de un nuevo paquete de sanciones (de la Unión Europea), más aún si en ellas se planea incluir sanciones relacionadas con el gas", dijo Orbán en su charla habitual de los viernes en la radio pública Kossuth.

El planteamiento de un eventual embargo a las importaciones europeas de gas natural desde Rusia no es "para Hungría ni siquiera una base de negociaciones", subrayó.

El jefe del Gobierno húngaro aseguró que ya en la cumbre de la Unión Europea (UE) de la semana pasada ha trasmitido a sus colegas comunitarios "unas advertencias serenas para que no intenten lanzar un séptimo paquete de sanciones (contra Rusia)".

Orbán, considerado el mejor aliado del presidente ruso, Vladímir Putin, en la UE, recordó que Hungría accedió finalmente, tras fuertes reticencias, a aprobar el sexto paquete de sanciones contra Moscú y su embargo al crudo ruso, aunque solo después de haber obtenido amplias excepciones para su país.

Pero el tema del gas "sería mucho más serio", destacó, aludiendo evidentemente a la alta dependencia energética de su país de esa fuente de energía, que compra en un 85 % a Rusia, que por otro lado le vende el 65 % del petróleo consumido en Hungría.

Budapest argumenta que se necesita paz y no sanciones. "Ningún otro país dice eso. Estoy solo con ese mensaje", dijo Orbán.

Por otro lado, habló de la posibilidad de que un eventual "colapso del frente ucraniano" contra Rusia podría implicar una ampliación del conflicto bélico a zonas más occidentales y cercanas a la frontera húngara.

Aunque admitió que este escenario es de momento hipotético, el primer ministro consideró que el país debe prepararse para poder enfrentarlo de ser necesario, y para ello abogó por desarrollar mayores capacidades militares.

En la OTAN, que ayer concluyó una cumbre en Madrid, no se ha hablado aún de "qué pasa si el frente ucraniano colapsa", indicó.

No obstante, la Alianza Atlántica "ha decidido fortalecer su presencia en el Este, también en Hungría", añadió.

La OTAN ha decidido en su reciente cumbre de Madrid reforzar los batallones desplegados en los países bálticos y Polonia, así como enviar otros a Eslovaquia, Hungría, Rumanía y Bulgaria.