La integración social exige su lugar laboral

T.R
-

Alumnos y profesores del ciclo de grado superior que se imparte en el IES Tomás Navarro Tomás celebraron un encuentro ayer y salieron a la calle para hacer visible su perfil profesional

La profesora Teresa Caballero abrió el encuentro de alumnos y profesionales para reivindicar el papel de la integración social en el IES Tomás Navarro Tomás. - Foto: José Miguel Esparcia

Estudiantes del ciclo formativo de grado superior de Integración Social del IES Tomás Navarro Tomás celebraron ayer un encuentro por el día de su disciplina, una jornada que aprovecharon para visibilizar su perfil profesional y conseguir así un reconocimiento social de su trabajo y su papel en la sociedad.
Tanto profesores como alumnos coincidieron en denunciar las trabas laborales que tiene esta formación por la falta de reconocimiento del perfil profesional de la integración social en la administración pública. Fue en el año 1995  cuando se creó en España el ciclo superior de técnico en integración social, lo que significa que hace 23 años que se forma específicamente a estos profesionales para programar, organizar, incrementar y evaluar las intervenciones de integración social. En Castilla-La Mancha el currículo de este ciclo se estableció en el Decreto 102/2014, de 18 de septiembre, siendo el IES Tomás Navarro Tomás, el único centro de Secundaria de la provincia que lo imparte, con una ratio por curso que ronda los 30 alumnos y una carga lectiva de 2.000 horas.
Los alumnos de este ciclo de grado superior aseguran que no pueden acceder una vez finalizan sus estudios a las convocatorias de empleo por parte de la administración porque su perfil profesional no se ha reconocido ni como funcionario ni como personal laboral. Recuerdan asimismo que el título de técnico superior en integración social equivale al de Bachillerato, así como que se menosprecian los conocimientos adquiridos, siendo muchas y  necesarias sus competencias, máxime en un momento en el que se han incorporado actividades profesionales generadas en nuevos sectores como la mediación comunitaria, la inserción laboral de personas con discapacidad y las que están en riesgo de exclusión social, o la de víctimas de violencia de género y sus hijos, entre otras salidas profesionales que justifican la necesidad de solucionar el perfil profesional de estos futuros técnicos. Los Servicios Sociales y el ámbito educativo son algunos de los campos de actuación donde tendrían cabida estos titulados, que a día de hoy, como aseguran, tienen muy difícil su inserción profesional.
Además del encuentro celebrado en el instituto, los alumnos de Integración Social instalaron una mesa informativa en la plaza del Altozano, donde informaron a la población de su perfil profesional, la importancia de ello y la problemática a la que se enfrentan.

(Más información en edición impresa)