scorecardresearch

'Poesía Viva' continuó con el realismo e ironía de Iribarren

A.G.
-

El poeta vasco intercaló poemas de su último libro, 'El escenario', con otros de su amplia trayectoria

Karmelo C. Iribarren (derecha), junto a Arturo Tendero. - Foto: José Miguel Esparcia

El ciclo Poesía Viva de Cultural Albacete continuó ayer con la presencia de Karmelo C. Iribarren (San Sebastián, 1959), el que es probablemente uno de los poetas más españoles de las últimas décadas.

Autor de una prolífica obra, «creada siempre de una forma algo anárquica», según explicaba a La Tribuna, Iribarren ofreció una lectura de sus poemas en el Teatro Circo dentro de ese ciclo, aunque antes también visitó a los alumnos del IES#Tomás Navarro Tomás por lo que preparó dos repertorios distintos. Para los jóvenes, seleccionó «poemas que puedan estar más cercanos a su mundo», mientras que por la tarde ofreció «una lectura más libre», centrada en su última obra, El escenario, pero en la que también «cayeron algunos de los de siempre, que han quedado como marca de la casa».

Reconocido por un estilo crudo y realista, inspirado muchas veces en la vida nocturna de su ciudad, el poeta reconocía la necesidad de ofrecer esa alternancia «porque El escenario es un libro bastante pesimista, lo que me lleva a incluir también otros textos más irónicos, quizá para no aburrir al público».

Sobre ese contacto con sus lectores, explicaba Iribarren que «me parece bien que se convoquen estas lecturas y suelo acudir cuando me ofrecen la oportunidad porque, aunque la poesía es ciertamente minoritaria, sí tiene su público y hay que seguir cultivándolo». «Es importante que mantenga un espacio dentro del mundo de la cultura», añadía.

Volviendo a sus últimas creaciones, efectivamente los poemas de su última publicación están salpicados de una sensación de pérdida o añoranza, «porque el tiempo te deja lo que se ha ido», y quizá también con algo más de ternura que poemas anteriores. El autor lo explica «porque gran parte del libro fue escrito durante la pandemia, un tiempo en el que yo pensaba que no me estaba afectando mucho tener que estar en casa, pero cuando lo monté me di cuenta de que quizá sí me había influido más de lo que creía». «La pandemia y los años formaron un conjunto que ha aflorado ahí de una manera algo inconsciente», remarcaba sobre esa última creación.

Más información en la edición impresa y en la APP de La Tribuna de Albacete (https://latribunadealbacete.promecal.es)